Los animales dispersores de semillas

10 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
La zoocoría es la dispersión de semillas mediante animales, ya sea en su interior o su pelaje. Esto permite a las plantas colonizar ambientes que de forma normal les son inaccesibles.

Todos conocemos la importancia de los insectos polinizadores en los ecosistemas. El trabajo esencial de avispas, abejas y otros invertebrados alados está más que recogido, tanto en bibliografía científica como en la cultura popular. De todas formas, existen otras formas de fomentar el crecimiento vegetal en el mundo natural, y los animales dispersores de semillas son una de ellas. Aquí te enseñamos más acerca de esta apasionante simbiosis.

La dispersión de las plantas

Las plantas son, evidentemente, seres inmóviles, y como tales requieren de vectores capaces de desplazarse para diseminar su descendencia por el entorno natural. Esto se complica más aún cuando hablamos de semillas y no de polen, pues estas suelen ser de mayor tamaño.

Existen diversos medios de transporte de semillas en el entorno natural:

  • Barocoría: las semillas caen por gravedad y se instalan en el suelo próximo a su progenitor. Como es de esperar, esto casi ni se considera desplazamiento, pues solo se produce un movimiento vertical de la rama al sustrato.
  • Anemocoría: a todos nos suenan las semillas con pequeños alerones y formas extrañas que tiñen los cielos en primavera. Estas estructuras que las acompañan, similares a hojas, hacen de paracaídas que les permiten desplazarse cierta distancia con la acción del viento.
  • Hidrocoría: en el caso de las plantas acuáticas, el desplazamiento de las semillas es más fácil, pues se sirven de la corriente del agua para colonizar nuevos entornos.
  • Zoocoría: dispersión de propágulos en la que el vector principal de transporte es un animal. Es un tipo de dispersión biológica.

Es en esta última en la que vamos a detenernos, pues los animales recorren en muchos casos largas distancias, permitiendo un movimiento mucho más amplio que en los demás casos expuestos.

Los animales dispersores de semillas son esenciales para los ecosistemas.

Tipos de zoocoría

Según el tipo de transporte, existen dos tipos principales de zoocoría:

  • Ectozoocoría: en este caso, las semillas o frutos se adhieren a la superficie externa del animal y son transportadas en su pelaje o plumas. A muchos tutores les sonará este tipo de dispersión, pues habrán tenido que quitar pequeños frutos con ganchos del pelaje de sus perros tras el paseo. Las semillas pueden servirse de agentes químicos como adherentes o agentes mecánicos (ganchos, púas o arpones) para mantenerse sobre el animal.
  • Endozoocoría: el tipo más extendido en el mundo natural. Los animales son atraídos por algún tipo de cebo (generalmente un fruto dulce y carnoso), consumen la semilla, y luego la excretan a una distancia variable del progenitor.

Así es, este es el significado evolutivo de la fruta, la atracción de seres vivos. De ahí viene que a los seres humanos nos guste tanto, pues es que está pensada para ello. Se produce un intercambio para la planta, que es:

Yo gasto energía en ofrecerte un producto nutritivo, siempre y cuando tú lo consumas y te muevas, aumentando así la distancia que mi especie va a cubrir al deposicionar las semillas en tus heces.

Esta adaptación va mucho más allá de lo que se pueda creer en un primer momento, pues, en muchos casos, además de aguantar las semillas los jugos intestinales y ser depositadas enteras con las heces, requieren de este proceso de maduración en el intestino del animal para germinar correctamente.

Por desagradable que pueda parecer, las plantas con dispersión endozoócora tienen una ventaja adicional: las semillas ya vienen con abono, pues son depositadas con las heces del animal que se mezclarán con el sustrato, generando un medio propicio para la germinación.

Murciélago frutero comiendo.

La importancia de los animales dispersores de semillas

Existen una infinidad de animales dispersores de semillas, pues básicamente todos los frugívoros promueven la endozoocoría. Entre ellos encontramos mamíferos, insectos, reptiles, peces… pero sobre todo, aves.

Debido a su capacidad de movimiento, muchas aves paseriformes consumidoras de frutos y semillas son consideradas los mejores dispersores del mundo animal. Este fenómeno se denomina ornitocoría.

Así pues, estamos ante un caso más de coevolución entre plantas y seres vivos. Ambos se benefician de esta simbiosis: los animales tienen a su disposición una fuente nutricional fácil de obtener, y las plantas un método de dispersión tremendamente eficaz.

 

 

 

 

 

 

  • Zoocoría, wikipedia. Recogido a 7 de junio en https://es.wikipedia.org/wiki/Zoocoria.