Las mariquitas y el control de plagas

15 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego
Las mariquitas son un insecto que deberíamos atraer a nuestras plantas para el control de plagas. Aquí te descubriremos por qué.

Las mariquitas son un grupo de insectos que llaman la atención por su colorida y curiosa forma. Además, pueden ser excelentes aliadas en el control de ciertas plagas en la huerta.

Por extraño que pueda parecer, la presencia de un insecto puede anular a su vez la acción deletérea de otras especies que dañan a la industria agroeconómica. Si quieres saber más, te animamos a seguir leyendo.

Una gran familia de insectos

Las mariquitas son especies habituales de los campos, huertas y jardines. Este insecto, de costumbres diurnas, se puede encontrar en todos los continentes y latitudes excepto en el Ártico, donde las gélidas temperaturas impiden su desarrollo (como ocurre con la mayoría de insectos).

Si bien todas las mariquitas nos pueden resultar muy parecidas entre sí, esto no nos debe confundir: se calcula que hay unas 5 000 especies de mariquitas dentro de la familia Coccinellidae.

Esta familia está dentro del orden Coleópteros, el grupo de animales con más especies conocidas, donde se incluyen escarabajos y ciervos voladores.

La mariquita, desde antaño, es un insecto muy apreciado por los agricultores. Pero… ¿por qué son tan importantes para el control de plagas? La clave parece estar en su ciclo de vida. En el siguiente apartado te lo explicamos.

Una mariquita sobre una hoja.

El ciclo vital de la mariquita

Como la mayor parte de los insectos, las mariquitas sufren metamorfosis durante su ciclo vital. En primavera, las hembras ponen los huevos en el envés de las hojas de las plantas.

Estos huevos son alargados y de un característico color amarillo. Al poco tiempo eclosionan las larvasalargadas y oscuras. Poco a poco, estas larvas van aumentando de tamaño y cambiando de forma para convertirse en pupas.

Todo este ciclo, como es habitual, se ve influido por las estaciones del año: la eclosión de los huevos tiene lugar en primavera y el paso a la edad adulta a comienzos del verano. En invierno, las mariquitas buscan refugio bajo hojas caídas o cortezas de árboles.

Finalmente, se convierten en adultos con su característico color rojo con manchas, cerrando así el ciclo. Este color sirve como defensa ante pájaros y otros depredadores, al otorgarles un aspecto venenoso, a pesar de que son inofensivas.

Este no es el único caso en el que un animal inofensivo imita a otro más peligroso que el, pues en el mundo natural, las adaptaciones para maximizar la supervivencia se presentan en infinidad de formas.

La alimentación de las larvas

Es en las larvas donde encontramos esta gran capacidad de controlar las plagas. Los adultos suelen poner los huevos cerca de nidos de pulgones, cochinillas y otros insectos perjudiciales para el jardín o huerta.

Las larvas de mariquita son voraces devoradoras de estos insectos, pudiendo comer la friolera de 150 pulgones al día.

Así, estos pequeños juveniles de mariquita pueden ayudarnos a evitar la proliferación de pulgones, un insecto muy perjudicial para las plantas, ya que se alimenta de sus hojas y tallos. Ya desde antaño, los agricultores consideraban como beneficiosa la presencia de mariquitas en sus cultivos.

EL uso de controladores biológicos de plagas, como las mariquitas, está en auge. A diferencia de los insecticidas, no tienen efectos perjudiciales sobre el medio ambiente y son un método sencillo y eficaz para asegurar un buen crecimiento de las plantas de jardín o huerta.

Asimismo, mediante el uso de estos animales en lugar de insecticidas, ayudamos a proteger la biodiversidad de insectos, ya que no habría químicos atacando a otras especies inofensivas.

¿Cómo podemos atraer a las mariquitas al jardín o huerto?

Para hacer más efectivo el control de plagas, podemos seguir una serie de consejos para atraer las mariquitas a la zona de interés. Algunos de ellos son los siguientes:

  1. Comprar mariquitas. Algunas tiendas especializadas venden estos insectos para dejarlos crecer en el jardín. En particular, es muy efectiva la mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata) como comedora de pulgones.
  2. Si introducimos este tipo de insectos, lo mejor es evitar el uso de plaguicidas. Estos productos químicos utilizados habitualmente  pueden ser perjudiciales para la población de mariquitas. Asimismo, es mejor esperar un tiempo desde la última vez que se aplicaron químicos para introducir estos insectos.
  3. Por supuesto, hay que aprender a reconocer las larvas de mariquita, de color oscuro y alargado, y no eliminarlas.

Si bien las mariquitas son también buenas para proteger plantas de interior, es difícil que establezcan colonias de igual manera que al aire libre.

La mariquita es una excelente controladora de plagas.

En definitiva, las mariquitas son un insecto que deberíamos tratar de atraer a nuestras plantas. A la vez que controlan las plagas de insectos perjudiciales, evitan el uso de pesticidas que contaminan el medio ambiente.

  • https://www.agronewscastillayleon.com/mariquitas-un-insecticida-natural-contra-los-pulgones
  • https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140408_curiosidades_mariquitas_internet_en
  • http://bioaccio.com/es/servicios/control-plagas-enfermedades-plantas/
  • Carballo, M., & Guharay, F. (2004). Control biológico de plagas agrícolas. España: Edit. Managua.