Las mascotas ayudan a calmar a las personas

04 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las mascotas pueden ser un pilar y apoyo incondicional para muchas personas. Sin embargo, cuando hay situaciones difíciles de manejar, además de estrés, ansiedad y otros, pueden serlo aún más.
 

Es una realidad que las mascotas ayudan a calmar a las personas. En este sentido, muchos de nosotros hemos podido vivir y comprobar cuán poderosos pueden llegar a ser los lazos entre humanos y animales.

Por fortuna, la ciencia ha podido validar –a través de diversas investigaciones– el efecto beneficioso que las mascotas tienen en la salud mental de las personas. 

Hoy en día, sabemos que las mascotas ayudan a sobrellevar la tensión emocional en momentos difíciles, y que también ayudan a lidiar con la depresión, la ansiedad y el estrés. Además, su compañía alivia la soledad, algo que resulta muy reconfortante en el mundo moderno.

Estudios tempranos sobre la tenencia de mascotas y salud mental

Hace ya más de tres décadas vio la luz un reporte científico en el que se detallaba el efecto que tenía en humanos el hecho de acariciar a un perro amigable.

Por ejemplo, a nivel físico se evidenció que las personas experimentaban una disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Por otra parte, su respiración se hizo más regular y la tensión muscular disminuyó.

En vista de estas apreciaciones, los investigadores asociaron el contacto con mascotas con una lista de signos de estrés reducido.

Advenimiento de la terapia asistida por animales

Con el paso del tiempo, se ha ido conociendo más sobre la conexión que existe entre las mascotas y la salud mental humana. En la actualidad, los programas de terapia con animales se han convertido en una parte importante del tratamiento de varios trastornos y problemas. 

 

Por ejemplo, desde hace dos décadas, existen programas de terapia equina para adolescentes con problemas de conducta. Cabe destacar que el propósito de estos programas es brindar una experiencia poderosa y directa de comunicación no verbal.

Esto es porque se considera que la conexión humano-caballo ayuda a los adolescentes abordar sus propias emociones y, por tanto, gestionar mejor los problemas.

Chica dándole un beso a su caballo (terapia equina).

Las mascotas como apoyo en la recuperación de condiciones mentales

La compañía y el afecto de las mascotas en la convivencia diaria son muy preciadas para las personas en general. Sin embargo, resultan sumamente útiles para aquellas que se recuperan de afecciones graves de salud mental.

Recientemente, un equipo de investigadores publicó un nuevo metaanálisis. Para llevarlo a cabo, tomaron en cuenta 17 artículos académicos extraídos de nueve bases de datos médicas.

Esta revisión encontró que las mascotas ayudaron a los participantes a controlar sus emociones. Además, los distrajo de los síntomas de su estado de salud mental.

En general, la tenencia de gatos, perros, hámsteres, pinzones e incluso peces dorados influía positivamente la recuperación de las personas con enfermedades mentales.

 

Es decir, el hecho de poseer una mascota beneficia la recuperación de las personas que han tenido o tienen problemas de salud mental.

Efectos específicos de la tenencia de mascotas en el tratamiento de pacientes

En un estudio publicado en el 2016 y realizado por un equipo de la Universidad de Manchester se involucró a 54 participantes. Todos ellos habían sido diagnosticados con depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar o trastorno de estrés postraumático.

Como parte de su tratamiento, cuidaron mascotas. El reporte indica que el 60 % de los participantes identificaron a su mascota en su círculo más importante de conexiones de apoyo.

Además, aproximadamente la mitad de los participantes dijeron que las mascotas los ayudaron a controlar su enfermedad.

Tener mascotas también les dio un fuerte sentido de identidad, autoestima y significado. Además, las mascotas los distrajeron de síntomas como escuchar voces, pensamientos suicidas o rumia.

También se encontró que para ellos cuidar a una mascota les proporcionaba la sensación de tener el control. Además, les dio una sensación de seguridad y rutina.

El equipo de expertos concluyó que el cuidado de mascotas contribuye con la salud mental. Por ello, recomendaron su incorporación en los planes de atención individual de los pacientes.

 

¿La rutina de cuidado ayuda a calmar a las personas?

Las mascotas deben ser atendidas todos los días y esto ayuda a calmar a las personas. ¿Por qué? Porque deben desarrollar hábitos y rutinas saludables. Por ejemplo:

  • Actividad física: los tutores de perros deben llevar a sus mascotas a caminar, correr y caminar regularmente.
  • Tiempo en la naturaleza: pasear a un perro o montar a caballo nos lleva afuera. Como resultado, experimentamos los muchos beneficios para la salud mental de estar al aire libre.
  • Levantarse por la mañana: los perros y los gatos deben ser alimentados en un horario regular. Como resultado, los tutores de mascotas deben levantarse y cuidarlos, sin importar en qué estado de ánimo estén.
  • Propician el cuidado personal: cuidar a un perro, un caballo o un gato nos recuerda que también debemos cuidarnos a nosotros mismos.
  • Mejoran las relaciones sociales: las mascotas ayudan a desarrollar habilidades de relación, apoyan la conexión social. Alivian la ansiedad social porque proporcionan un tema común para hablar. Por lo tanto, las mascotas contrarrestan el aislamiento social.
  • Acompañan siendo empáticos: los perros reconocen los estados de ánimo y emociones de su tutor, lo que da una sensación de sentirse verdaderamente acompañado.

No solo el afecto y la compañía de las mascotas puede calmar a las personas, sino también todo el proceso que supone cuidarlas a diario.

El amor incondicional puede calmar a las personas

Los perros y los gatos aman a sus tutores incondicionalmente. Quieren pasar tiempo con ellos, pase lo que pase. Este tipo de amor incondicional es bueno para la salud mental.

 

El amor estimula el cerebro para liberar dopamina, el químico involucrado en la detección del placer.

En resumen, la investigación sobre mascotas y salud mental es clara. Así, muchas personas pueden considerar pedirle a un médico un animal de apoyo emocional para sobrellevar mejor su situación o simplemente, sumar bienestar.

Una alternativa a la tenencia de mascotas consiste en prestar apoyo en refugios de animales o en establos.

  • Brooks, H. L., Rushton, K., Lovell, K., Bee, P., Walker, L., Grant, L., & Rogers, A. (2018). The power of support from companion animals for people living with mental health problems: a systematic review and narrative synthesis of the evidence. BMC psychiatry, 18(1), 31.
  • Brooks, H., Rushton, K., Walker, S., Lovell, K., & Rogers, A. (2016). Ontological security and connectivity provided by pets: a study in the self-management of the everyday lives of people diagnosed with a long-term mental health condition. BMC psychiatry, 16(1), 409.