Miedo a las arañas: ¿cómo superarlo?

25 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
¿Sabes que existe un trastorno denominado aracnofobia? Este se identifica con el miedo irracional a las arañas, y aquí te damos algunas pautas para combatirlo.
 

Los arácnidos son unos invertebrados fascinantes. Estos pequeños animales presentan formas diversas, hábitos de caza impresionantes, y comportamientos que en muchos casos fascinan a los más curiosos. Aún así, por desgracia, existen personas que sufren una patología denominada aracnofobia. Este miedo irracional a las arañas está relativamente extendido, y por ello, aquí queremos mostrarte cómo combatirlo.

Es necesario recalcar que la persona que redacta no es ni mucho menos un psicólogo, y por ello, ante fobias de naturaleza severa, acudir a un especialista será siempre la primera de las opciones.

Sobre los arácnidos

Estos son una clase de artrópodos quelicerados que comprenden mucho más que a las arañas de ocho patas típicas. En este grupo encontramos arañas verdaderas, tarántulas, garrapatas, vinagrillos y amblipígidos, entre otros. A pesar de sus diversas formas, todos comparten algunas características:

  • Poseen dos regiones corporales diferenciadas: prosoma (cefalotórax) y opistosoma (abdomen).
  • Tienen un par de quelíceros, piezas bucales que disgregan el alimento.
  • Todos presentan cuatro pares de extremidades, y a menudo, las anteriores tienen formas distintas según su función.
  • Son ovíparos, y en su mayoría se alimentan de insectos.

A pesar del miedo que te puedan generar ¿has sentido ya algo de curiosidad por estos fascinantes invertebrados? Sea cual sea la respuesta, a continuación te mostramos cómo combatir el miedo a ellos.

 
Combatir el miedo a las arañas es difícil pero posible.

Miedo a las arañas: ¿cómo superarlo?

En primer lugar, es esencial diferenciar entre miedo y fobia. Tener miedo a los arácnidos es relativamente normal, pues se trata ni más ni menos que de un mecanismo evolutivo. Los seres humanos temen de forma innata a aquellos animales que pueden dañarles, y algunas arañas y tarántulas presentan venenos bastante potentes.

Otra cosa diferente es la fobia, pues esta presenta síntomas mucho más serios, tales como sudoración, nauseas, crisis de ansiedad, taquicardias o parálisis a la hora de ver una araña. En estos casos, acudir a un psicólogo siempre será la mejor opción, pues son trastornos más severos que suelen requerir de ayuda profesional.

Aún así, existe un pequeño truco que puedes hacer de forma autónoma y seguro que te ayuda a superar este miedo irracional a los arácnidos. A continuación te lo mostramos.

La terapia de exposición

La terapia de exposición consiste, básicamente, en poner fin a las conductas de evitación. De forma innata, el ser humano huye de lo que le genera sensaciones negativas, lo que se traduce en este caso en no querer ver a una araña en ninguna realidad, incluso en dibujos o películas.

 

Esto es una solución momentánea, pues permite a la persona dejar de sentir estrés y ansiedad al alejarse del foco del problema, pero con el tiempo, los miedos aumentan y el rechazo es mayor.

La terapia de exposición trata de romper completamente esta dinámica: para superar un miedo, hay que afrontarlo. Esto no significa que haya que lanzar a una persona con miedo a las arañas a una piscina llena de ellas, pero sí que se exponga poco a poco a su existencia.

Para ello, se pueden seguir ciertos pasos que habituarán al paciente con el tiempo, y sobre todo, con mucha paciencia:

  • Empezar con ver dibujos de arácnidos durante pequeños periodos de tiempo (dos o tres minutos al día) es un buen punto de partida. No hay que huir de la sensación de ansiedad que esto genere (siempre que sea moderada), se trata de aceptarla.
  • Posteriormente, la persona con miedo puede aventurarse a ver vídeos o documentales que narren curiosidades y datos acerca de los arácnidos. En lo personal, desde aquí recomendamos fijar la atención en géneros como los saltícidos o las tarántulas. Son arácnidos de aspectos relativamente amables, y alguno se atrevería a decir que hasta bonitos.
  • El último paso es atreverse a interactuar con una araña. Ciertas especies de tarántulas, como el género Brachypelma, son completamente inofensivas y muy rara vez atacan. En ambientes controlados y con especialistas presentes, aprender a manejar un arácnido es el último paso para demostrar que el miedo ha sido superado.
 
Salticidae siendo adorable.
Los saltícidos tienen un aspecto adorable, y es por ello que son buenos arácnidos con los que entrar en contacto por primera vez.

Superar un miedo es motivo de orgullo

Superar el miedo a las arañas solo tiene aspectos positivos. Esto te permitirá aprender y valorar a uno de los invertebrados más fascinantes del mundo animal. Además, las arañas son muy buenas compañeras, ya que se alimentan de mosquitos y otros insectos que transmiten enfermedades.

 

 

 

  • Arachnida, wikipedia. Recogido a 23 de junio en https://es.wikipedia.org/wiki/Arachnida.
  • Psicoactiva, terapia de exposición. Recogido a 23 de junio en https://www.psicoactiva.com/blog/la-terapia-de-exposicion-en-que-consiste/.