Migración de las mariposas monarca

02 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las mariposas monarcas, por sus colores brillantes y su épica migración anual, son unas de las criaturas más reconocibles de la naturaleza.

Las larvas de las mariposas monarca (Danaus plexippus) se comen la cáscara del huevo del que nacen. Todas las larvas monarcas se alimentan de la planta del algodoncillo sobre la que nacen, sin embargo, no todas emprenderán el mítico viaje a tierras más cálidas que las caracteriza.

Un rasgo esencial de la migración de mariposas monarcas implica la longevidad excepcional de los adultos migrantes. La generación «matusalén» posee una gran resistencia y longevidad de hasta nueve meses, desde agosto/septiembre hasta marzo, mientras que sus contrapartes nacidas en verano probablemente vivan menos de dos meses como adultos.

Las mariposas monarcas poseen anualmente una generación «matusalén»

Las mariposas adultas migrantes entran en un estado de diapausa reproductiva. Es decir, se detiene el desarrollo reproductivo masculino y femenino como consecuencia de la supresión de la síntesis de la hormona juvenil.

Por lo tanto, la longevidad de la mariposa monarca durante la migración está asociada a dos factores: el primero la regulación endocrina, el segundo se asocia a las propiedades ambientales de los sitios de descanso durante la travesía.

Dos mariposas monarca posadas en una flor.

La ruta de viaje

Gracias a estas características, esta mariposa resiste ir y volver en su viaje, pues puede recorrer hasta 4 000 kilómetros desde Canadá y el norte de Estados Unidos hasta los bosques de Oyamel en el centro de México.

La migración de la esta mariposa generalmente comienza aproximadamente en octubre de cada año, pero puede darse antes si el clima se enfría. Durante este viaje, en la primavera, se inicia el apareamiento de las mariposas en México. El retorno al norte tiene lugar a mediados de marzo. Actualmente, es posible ver el recorrido de las mariposas monarca en Google Earth.

La generación migratoria de mariposas monarcas conocida como «matusalén» hace el viaje completo de norte a sur y de regreso

¿Cómo se orientan las mariposas monarcas para encontrar los sitios de hibernación?

La orientación no se entiende bien en los insectos. En las monarcas, este mecanismo es especialmente misterioso. ¿Cómo logran geolocalizar la pequeña área que es su destino en las montañas del centro de México?

Lo primero es descartar que la información se pase entre generaciones, ya que la mariposa solo migra cada quinta generación. Por lo tanto, es de esperar que las monarcas confían en sus sentidos para encontrar los sitios de hibernación.

La ciencia ha demostrado que existen animales que usan señales celestes (el sol, la luna o las estrellas) o el campo magnético de la tierra. Otros pueden utilizar puntos de referencia (cordilleras o cuerpos de agua), luz polarizada, percepción de energía infrarroja o alguna combinación de estas señales. De todas, las dos primeras se consideran las señales más probables que usan las monarcas.

Las mariposas monarca son el único insecto que migra anualmente a un clima más cálido que se encuentra a 2 500 millas de distancia.

¿A dónde van las mariposas monarcas?

Las monarcas que viven en el este de América del Norte tienen un segundo hogar en las montañas de la Sierra Madre de México. Sin embargo, una población de entre el 5 % a 10 % del total de las monarcas que habitan en el oeste de Norteamérica pasan el invierno en California.

¿Por qué es tan especial el sitio donde pasan el invierno?

Las laderas de las montañas del bosque de Oyamel proporcionan un microclima ideal para las mariposas. Allí, las temperaturas oscilan entre 0 y 15 grados centígrados. Ocasionalmente, si la temperatura es más baja, las monarcas se verán obligadas a usar sus reservas de grasa.

La humedad en el bosque de Oyamel asegura que las monarcas no se secarán, lo que les permite conservar su energía. El oyamel (Abies religiosa) es un abeto nativo de las montañas centrales y del sur de México. Es una conífera de la familia de las pináceas y es el árbol preferido de la mariposa monarca en los sitios de hibernación en México.

Mariposas monarca en el cielo.

La congregación de las mariposas monarca tiene razones de peso

Es interesante conocer que estos insectos se agrupan para mantenerse calientes. Decenas de miles de monarcas pueden agruparse en un solo árbol. Aunque estas mariposas pesan menos de un gramo, decenas de miles pesan mucho. Los árboles de Oyamel generalmente son capaces de soportar las agrupaciones de mariposas, pero a veces las ramas se rompen.

Además, las monarcas solo viajan durante el día y necesitan encontrar un refugio por la noche. Por esta razón se reúnen en sitios de descanso. A menudo eligen pinos, abetos y cedros para descansar. Estos árboles tienen copas gruesas que moderan la temperatura y la humedad. Por las mañanas, las monarcas toman el sol para calentarse.

  • Guerra, P. A., Gegear, R. J., & Reppert, S. M. (2014). A magnetic compass aids monarch butterfly migration. Nature communications, 5(1), 1-8. https://www.nature.com/articles/ncomms5164
  • Reppert, S. M., & de Roode, J. C. (2018). Demystifying monarch butterfly migration. Current Biology, 28(17), R1009-R1022. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0960982218302537
  • Herman, W. S., & Tatar, M. (2001). Juvenile hormone regulation of longevity in the migratory monarch butterfly. Proceedings of the Royal Society of London. Series B: Biological Sciences, 268(1485), 2509-2514.