¿Es obligatorio el microchip en gatos?

15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el abogado Francisco María García
¿Sabes para qué sirve el microchip en gatos? Aquí te contamos un poco sobre la utilidad de este dispositivo.
 

El microchip en gatos no es un elemento de uso obligatorio, sin embargo, es muy recomendable tenerlo ya que es la forma más efectiva de localizarlo en caso de que se pierda.

Este dispositivo, además, no le genera ninguna clase de molestia y es de suma utilidad: contiene toda la información básica y necesaria del animal. Cada vez más personas optan por colocar el microchip a sus mascotas, incluso en otras especies de animales domésticos.

Microchip en gatos: ¿qué es?

Estamos ante un elemento electrónico que parece una cápsula muy pequeña, aproximadamente del tamaño de un grano de arroz. Allí se almacena toda la información necesaria del animal: vacunas, nombre, contacto del tutor y veterinario entre otros. Lo bueno del microchip es que no genera ninguna clase de molestia; de hecho, el gato ni siquiera se va a enterar de que lo tiene.

Dicha cápsula se inserta por debajo de la piel, casi siempre en el área de la nuca. El animal no va a sentir nada extraordinario, ya que la colocación no es muy diferente a cuando recibe una vacuna. Es un procedimiento rápido y prácticamente indoloro.

Por otro lado, el microchip se coloca una sola vez en la vida. El gato queda registrado en el censo de las mascotas y también el veterinario tiene la información del mismo. Es de gran utilidad, sobre todo para localizar a la mascota si se llega a escapar o a perder. Es necesario subrayar la importancia de mantener controlados a los felinos, pues estos tienen fama de ser bastante escurridizos y abandonar el hogar con relativa facilidad.

 

Este dispositivo permite mantener al animal, en este caso el gato, bien identificado y protegido. Lo mejor de todo es que es un procedimiento muy económico.

Un microchip tiene un precio que oscila entre los 30 y 50 euros, y como se comentó anteriormente, se coloca una sola vez en la vida.

Un gato al que se le está comprobando el microchip.

¿Es obligatorio el uso de microchip en gatos?

En muchos países el uso de microchip es obligatorio. En el caso de España, también lo es en perros, pero no es así con los gatos. En otras palabras, no hay una ley que hasta el momento obligue a las personas a colocar dicha cápsula a los gatos.

Pese a esta falta de obligatoriedad, como se comentó anteriormente, es recomendable colocárselos. Las ventajas son numerosas y lo mejor es que resulta muy económico y accesible este dispositivo en mascotas.

Algunos tutores de gatos no los identifican porque los mismos no suelen salir de la casa. Además, se asume erróneamente que en caso de que un gato se pierda, el animal se puede adaptar con mucha más facilidad a la vida de la calle que, por ejemplo, los perros.

Los gatos no se adaptan bien a la vida callejera

 

Es fundamental desmontar ese mito, ya que los gatos acostumbrados a vivir en casas y apartamentos también la pasan muy mal si se pierden o escapan. Eso sin mencionar el impacto indirecto que pueden llegar a generar sobre la fauna local en sus aventuras.

El microchip es primordial para poder encontrar a un gato que se escapa. De hecho, los gatos cuando se pierden suelen reaccionar diferente a los perros. Su primer impulso suele ser entrar en pánico. Acto seguido se esconden y hacen mucho más complicada la labor de encontrarlos. Además, dependiendo de donde estén, no les resulta tarea sencilla encontrar el camino de regreso a casa.

Los gatos domésticos que se pierden suelen estar en pésimas condiciones cuando son encontrados. Al fin y al cabo, y por mucho instinto que tengan, no están acostumbrados a tener que cazar para sobrevivir o pelear con otros animales de la calle.

Muchos de estos animales son encontrados heridos o atropellados. Con esta información, se desmonta el mito de que los gatos se adaptan mejor que los perros cuando por alguna u otra razón, se pierden. La obligación principal de cualquier tutor es proteger su bienestar.

Cómo limpiar gato callejero
 

Microchip y actualización de la información

Es fundamental mantener la información del chip actualizada. Muchos gatos pueden tener insertada la cápsula, pero si esta no está registrada en el censo de animales y no se han dado de alta los datos, no sirve de nada. También se debe actualizar el nombre de contacto del tutor, teléfonos y dirección.

Si bien el microchip en gatos no es obligatorio, es sumamente recomendable colocárselos. La razón es simple: mantenerlos bien identificados y protegidos. Al momento de un percance o pérdida, será un verdadero alivio contar con esa ayuda. Además, es un procedimiento indoloro y muy económico.

 
  • Red de ayuda animal. EL chip en perros y gatos. Extraído de: http://redayudaanimal.es/Consejos/El%20chip%20en%20perros%20y%20gatos.pdf
  • Ley 5/1997, de 24 de abril, de protección de los animales de compañía. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/1997/BOE-A-1997-14412-consolidado.pdf