Las ocho razas de perros más limpias

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Algunas de las razas de perros más limpias no mudan su pelaje. Otras desarrollan rituales de limpieza después de actividades cotidianas, como comer, ir al baño o acostarse en el césped.

¿Existen razas de perros más limpias que otras? Los humanos no siempre pensamos en los canes como criaturas limpias. Después de todo, no se lavan las manos antes de la cena ni usan papel higiénico. Además, a veces, los perros se lamen en lugares que hacen que queramos desistir de sus besos.

La realidad es que los perros saben mantener un nivel natural de limpieza. Dependiendo de varios factores, cada can llega a establecer una serie de rutinas de acicalamiento que realiza solo. Aquí discutiremos qué razas de perros ensucian menos y en qué consisten sus hábitos de higiene.

La raíz del acicalamiento

Los gatos son conocidos por lamerse constantemente, pero los perros también suelen hacerlo. Comúnmente, no se asocian las lamidas del perro con la higiene, y de hecho, no siempre estos actos son de aseo.

Dicho esto, la mayoría de las lamidas que los perros hacen sobre sí mismos constituyen el acicalamiento, un proceso de limpieza. Los perros usan su lengua para limpiar la suciedad, arena, escombros, tejido muerto y otras impurezas de su piel.

Aunque puede parecer desagradable para los humanos, la lengua es la única forma de limpiar de un perro después de ir al baño. El lamido por higiene es un comportamiento que las madres practican a sus crías y que suelen enseñar a los cachorros.

Una hembra de Husky siberiano está acicalando a sus crías.

Funciones que cumple el acicalamiento

El acicalamiento tiene diversas funciones que, desde un punto de vista evolutivo, responden a los siguientes motivos:

  • Mantener la higiene, evitar posibles infecciones y eliminar los parásitos externos.
  • Distribución del sebo, lo que refuerza la función de aislamiento térmico o impermeabilización del pelaje.
  • Eliminar olores que puedan atraer a depredadores o ahuyentar a las presas.
  • Previo al cortejo, impregnar su cuerpo de feromonas.

El lamido como signo de conducta obsesiva

Resulta importante saber diferenciar entre el lamido como conducta de acicalamiento y el lamido excesivo y repetitivo. La aparición de lamido excesivo puede convertirse en una conducta obsesiva que necesitará tratamiento.

El acto de lamer, mordisquear o arreglarse a sí mismo en general libera endorfinas en el cerebro del perro. Por esta razón, los canes que experimentan aburrimiento crónico, dolor o estrés pueden sobreestimularse y comenzar a lamerse compulsivamente.

El secreto del lamido

Afortunadamente, la saliva del perro contiene productos químicos antibacterianos que también actúan como agentes de limpieza, manteniendo  su boca relativamente limpia. Del mismo modo, la saliva ayuda a controlar la población bacteriana de la zona “en limpieza” sometida a acicalamiento.

Existen reportes científicos que demuestran la abundancia de anticuerpos en la saliva de los perros, del tipo inmunoglobulina A. También posee abundancia de proteínas glicosiladas. Estas glucoproteínas salivales (denominadas mucinas) tienen varias funciones, incluida la lubricación de tejidos y la agregación de bacterias.

Las bacterias secuestradas en mucinas son fácilmente eliminadas por deglución y / o la eliminación inmune.

En un estudio reciente, se encontraron 2 491 proteínas y péptidos endógenos en la saliva de perros sanos (19 razas). Los autores encontraron que 7 de las 10 proteínas más abundantes cumplen funciones inmunes y antimicrobianas.

Hábitos de limpieza adicionales al lamido

Los perros tienen otros métodos de limpieza que no parecen efectivos para el ojo humano. Quizás lo más reconocible es el fuerte sacudido de cuerpo completo, generalmente realizado por canes mojados o fangosos.

Un ejemplo menos obvio sería cuando tu perro rueda sobre la hierba para peinarse. Del mismo modo, puedes ver a tu perro rodar sobre la alfombra después de jugar afuera o arrastrar su cara por el suelo después de comer.

Algunos perros suelen frotarse y rascarse contra rocas y árboles para desprenderse de parásitos, pero también para deshacerse de pelo y piel muerta. Mordisquear logra este mismo efecto y también estimula las glándulas sebáceas, que ayudan a mantener la piel y el cabello limpios.

Razas de perros más limpias

A continuación, te mostramos las razas de perros que se consideran más limpias en el mundo animal.

  1. Los poodle encabezan la lista. Son excelentes para los fanáticos de la limpieza o las personas con alergias, debido a que desprenden muy poco pelo.
  2. La raza basenji es particular sobre sus hábitos de acicalamiento, lo que la convierte en una de las razas de perro más limpias que se puede tener. En parte porque les gusta mantenerse limpios, no requieren mucha ayuda de sus compañeros humanos.
  3. Los Bedlington terrier también se consideran perros limpios. Esto es debido a su falta de desprendimiento de pelo y gran capacidad de entrenamiento.
  4. Los chow chows se entrenan fácilmente. Además, tienen muy poco olor a perro y, en general, les gusta mantener sus áreas muy limpias. Sí presentan muda de pelo.
  5. Los Whippets son otros perros limpio debido a sus capas de pelo cortas y finas que no se desprenden demasiado. Tampoco emiten olor a perro.
  6. El Chin japonés es una de las razas de perros más limpias. Es tan limpio que puede tener bolas de pelo intestinales (similar a los gatos) como resultado de su acicalamiento.
  7. Los xoloitzcuintlis son también aseados, debido a sus capas de pelo cortas y ordenadas. En muchas ocasiones, esta raza carece de pelo por completo.
  8. Los chihuahuas son uno de los perros más limpios que puedes tener. Esto es debido a su tamaño pequeño y sus hábitos de acicalamiento.
    Las razas de perros más limpias.

Como puedes ver, la naturaleza ha dotado a los animales de conductas que preservan su salud. En general, los rituales de acicalamiento varían dependiendo del lapso de tiempo que el cachorro haya tenido con su madre.

  • Pasha, S., Inui, T., Chapple, I., Harris, S., Holcombe, L., & Grant, M. M. (2018). The saliva proteome of dogs: variations within and between breeds and between species. Proteomics, 18(3-4), 1700293. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5969230/
  • Sahu, A. K., Paramita, P., Swain, A., Pallath, K. S., Sinha, R., & Soni, A. (2019). Isolation and Biochemical Characterization of Canis Lupus Familiaris and Human Saliva against the Pathogenic Bacteria and Analysis of Antimicrobial Activity. Asian Journal of Pharmaceutical Research and Development, 7(3), 54-58.
  • Torres, S. M., Furrow, E., Souza, C. P., Granick, J. L., De Jong, E. P., Griffin, T. J., & Wang, X. (2018). Salivary proteomics of healthy dogs: An in depth catalog. PloS one, 13(1), e0191307.
  • Csányi, V. (2005). If dogs could talk: Exploring the canine mind. ISBN-10: 0865477299
  • Abrantes, R. (2018). Manual de comportamiento canino. KNS ediciones S.C. ISBN-10: 8493323217 ISBN-13: 978-8493323219