Los tenrecs: paradigma de los mamíferos placentarios

22 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los tenrecs son un ejemplo sorprendente de evolución convergente. De un solo ancestro colonizador, estos animales se han convertido en especies increíblemente diversas que se asemejan a topos, musarañas, erizos e incluso nutrias.

Tenrec es el nombre común por el que se conoce a unas 30 especies distintas de pequeños mamíferos que pertenecen a la familia Tenrecidae. Los pequeños tenrecs, considerados como los mamíferos placentarios más primitivos, son parientes de las musarañas y topos dorados africanos, que juntos conforman el orden Afrosoricida.

Sin duda, los tenrecs son animales interesantes y fascinantes, y muchas personas nunca han oído hablar de ellos. Son uno de los cuatro grupos de mamíferos que colonizaron Madagascar, una tierra llena de curiosidades evolutivas.

Los tenrecs tienen un aspecto similar a otros pequeños mamíferos

En algunas especies de tenrecs, uno de los rasgos más llamativos es la presencia de púas. Esto explica la tendencia a confundirlos con los erizos, aunque de hecho, pertenecen a diferentes órdenes.

Si bien entre las 30 especies se encuentra una amplia gama de formas y tamaños con o sin púas, es común en todas ellas el hocico puntiagudo. Además, pueden variar en color de blanco a negro y poseen pelos finos que cubren sus patas y vientres. También poseen una cola muy pequeña, bigotes largos y ojos pequeños.

En cuanto al tamaño, los tenrecs son pequeños: las especies de mayor tamaño llegan a los dos kilogramos. Además, son animales de hábitos nocturnos y en general tienen mala vista, pero sus bigotes son muy sensibles y sus sentidos del olfato y el oído están muy bien desarrollados.

Un tenrec salvaje.

¿Dónde viven estos pequeños mamíferos?

Resulta interesante conocer que los tenrecs se han diversificado de tal manera que incluyen especies que se asemejan, tanto en apariencia como en ocupación de nichos, a otros mamíferos. Así, existen especies que se parecen a los erizos, musarañas, zarigüeyas, ratones e incluso nutrias.

Dicho esto, se entiende que las diversas especies de tenrecs ocupen una colección diversa de hábitats, incluidos acuáticos, arbóreos, terrestres y subterráneos. Los tenrecs comunes (Tenrec ecaudatus) habitan en las regiones áridas de la isla de Madagascar, donde fueron unos de los primeros mamíferos colonizadores. Algunas de las otras especies de la familia también se encuentran en África occidental central y en las islas Comores.

La familia del Tenrec, ejemplo de evolución convergente

La evolución convergente es el proceso por el que animales no relacionados, que ocupan nichos ecológicos similares, desarrollan rasgos adaptativos parecidos. Por lo ya descrito, puede verse que la familia de los tenrécidos es un grupo ideal para estudiar este proceso.

Adicionalmente, puede sorprenderte saber que el tenrec común (Tenrec ecaudatus), un animal que mide solo 30 centímetros, tiene el récord del tamaño de camada más grande de cualquier mamífero, con la asombrosa cifra de 32 crías en un solo episodio de cría.

Los llamados del tenrec, otra asombrosa rareza

Es muy interesante conocer que los tenrecs rayados de tierras bajas (Hemicentetes semispinosus) practican un medio inusual de comunicación. Estas lindas criaturas están cubiertas de vellosidades espinosas que se utilizan como órgano estridulador.

La estridulación es una estrategia de comunicación ampliamente utilizada entre ciertos grupos de insectos, incluidos los saltamontes, los grillos y las cigarras. Al frotar estos vellos juntos en rápida sucesión, el tenrec puede producir una llamada ultrasónica aguda.

El sonido producido por estas vibraciones ha sido grabado por un detector de murciélagos. Es decir, un equipo que se usa captar el ultrasonido del murciélago y convertirlo en frecuencias que pueden ser detectadas por el oído humano. Así, este detector capta con éxito los sonidos estridulatorios del tenrec.

¿Para qué usa el tenrec la estridulación?

En general, se acepta que la estridulación puede servir para la comunicación durante la búsqueda de comida. También se sospecha que los sonidos agudos podrían servir como mecanismo de advertencia para los depredadores.

Además, existe otro sonido de clic o chasquido, que los científicos sospechan tenga un uso más sutil de comunicación. De hecho, hace tiempo que se sospecha que los sonidos de clic facilitan la ecolocalización cuando se alimentan de noche, lo que les permite localizar objetos utilizando señales auditivas en lugar de visuales.

Un espécimen de la familia tenrecidae.

Un animal enigmático

El tenrec es un animal poco conocido. El primer paso para conservar a estos asombrosos animales es saber más de ellos.

Actualmente, la principal amenaza para los tenrecs es la pérdida de hábitat como resultado de la agricultura y de tala y quema de árboles, pero algunas especies también están amenazadas por la caza y la captura incidental en trampas de pesca. A largo plazo, también se espera que el cambio climático altere los hábitats del tenrec.

  • Ciszek, D. y P. Myers (2000). "Tenrecidae" (On-line), Animal Diversity Web. Accessed May 15, 2020 at https://animaldiversity.org/accounts/Tenrecidae/
  • Stephenson, P.J., Soarimalala, V. & Goodman, S. 2016. Tenrec ecaudatus. The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T40595A97204107. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-1.RLTS.T40595A97204107.en. Downloaded on 15 May 2020. Y
  • Stephenson, P. J., Soarimalala, V., Goodman, S. M., Nicoll, M. E., Andrianjakarivelo, V., Everson, K. M., ... & Rakotondraparany, F. (2019). Review of the status and conservation of tenrecs (Mammalia: Afrotheria: Tenrecidae). Oryx, 1-10. DOI: https://doi.org/10.1017/S0030605318001205
  • Thomas, J. A., & Jalili, M. S. (2004). Echolocation in insectivores and rodents. In Echolocation in bats and dolphins (pp. 547-564). University of Chicago Press, Chicago.
  • Eisenberg, J. F., & Gould, E. (1970). The tenrecs: a study in mammalian behavior and evolution. Smithsonian Contributions to Zoology. https://repository.si.edu/bitstream/handle/10088/5115/SCtZ-0027-Lo_res.pdf?sequence=2&isAllowed=y