Los perros perciben el campo electromagnético de la Tierra

17 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los perros, como muchos otros animales, detectan el campo electromagnético de la Tierra. Las funciones de esta habilidad aún no han sido descubiertas en su totalidad.
 

Hace algunos años, investigadores de la Universidad de Duisburg-Essen en Alemania realizaron un asombroso descubrimiento: los perros perciben el campo electromagnético de la Tierra. ¿Cómo llegaron a tal conclusión?

El estudio, realizado con unos 70 perros de diferentes razas, detectó que los canes defecaban y orinaban de forma que alineaban su cuerpo con el eje magnético norte-sur del planeta.

Es sabido que muchos mamíferos y aves son capaces de detectar el campo magnético de la Tierra, pero nunca se había visto un cambio de conducta tan significativo. ¿Por qué lo hacen? ¿qué beneficios obtienen los canes?

La navegación canina

La navegación canina es un proceso por el cual los miembros de la familia Canidae, que incluye a los perros, identifican su posición tanto temporal como espacial en el medio.

Así, son capaces de moverse por una ruta determinada para poder acceder a recursos necesarios para la supervivencia como la comida, el agua o la pareja.

Muchas especies tienen la capacidad de navegar con éxito y precisión, tanto en largas distancias como alrededor de objetos. No obstante, los procesos biológicos y las señales ambientales que utilizan las especies para navegar aún se están descubriendo. 

Hasta el momento, se ha sugerido que todas las especies, desde artrópodos hasta mamíferos, siguen mecanismos similares para orientarse a través del campo electromagnético. Esto incluye a los perros.

¿Cómo perciben los perros el campo electromagnético?

 

En principio, parece que los animales que perciben y son capaces de desplazarse gracias al campo electromagnético tienen cualidades innatas que vienen codificadas genéticamente. Asimismo, muchas de estas capacidades también son aprendidas.

Por otro lado, un segundo mecanismo por el cual los perros perciben el campo electromagnético tiene que ver con los criptocromos.

Estos son un grupo de flavoproteínas que absorben la luz azul a través de las retinas y están relacionadas con el reloj circadiano. En concreto, el criptocromo 1 es el que está involucrado en la detección del campo magnético y está presente en los canes.

Los perros perciben el campo electromagnético de la Tierra.

En el estudio, los perros orientaban su cuerpo en el eje norte-sur cuando el campo electromagnético estaba en calma. Además, solo lo hacían bajo unas condiciones climáticas y horas del día concretas. Esto demuestra que la capacidad de los perros para orientarse gracias al campo magnético está ligada a otros factores. 

Además, este hecho da una explicación a por qué muchos experimentos que involucran animales y campo electromagnético no podían replicarse o a veces no daban los resultados esperados.

 

El campo electromagnético de la Tierra solo está en calma durante un 20 % del periodo de luz diurna. Dicho de otro modo, un perro solo orientará su cuerpo con el campo magnético durante unas pocas horas del día.

En estado silvestre, puede que los perros solo realicen largos desplazamientos durante estos momentos del día y así evitarían perderse.

Sin embargo, es algo que aún requiere largas investigaciones, ya que los perros que conviven con personas dependen en gran medida de ellas para llegar a los sitios deseados. Pero ¿qué ocurre cuando un perro se desorienta? ¿puede volver solo a casa?

Los perros saben cómo volver a casa

En inglés, se define como Homing a la capacidad que tiene un individuo para regresar a casa o a un objeto conocido.

Esta habilidad fue estudiada en 27 perros de caza, los cuales se alejaban cientos de metros y debían volver hasta su tutor. Para ver si los perros se orientaban por el olor o si  percibían el campo electromagnético, se les colocó collares con GPS.

Los perros de caza o sabuesos han sido seleccionados durante cientos de generaciones para que sepan detectar y seguir un rastro hasta un objeto concreto. Después, deben saber volver al lugar de donde partieron.

Los resultados mostraron que, en la mayoría de los casos, para volver los perros realizaron un transecto lineal de 20 metros en el cual orientaron su cuerpo en el eje norte-sur.

Desde ahí, simplemente exploraban una nueva ruta de vuelta o bien seguían el mismo camino que habían realizado para llegar hasta donde se encontraban.

 
Un perro que está oliendo el campo.

Estos estudios demuestran que los perros perciben el campo electromagnético de la Tierra. Del mismo modo, puede ser la razón por la que existen historias increíbles de perros que vuelven sanos y salvos a su hogar tras haberse perdido largo tiempo atrás y en un lugar muy lejano.

 
  • Boyd, J., & Stradbroke, U. K. Canine Navigation.
  • Gruber, K. (2014). Dogs Sense Earth’s Magnetic Field. National Geographic. Disponible
  • Hart, V., Nováková, P., Malkemper, E. P., Begall, S., Hanzal, V., Ježek, M., ... & Červený, J. (2013). Dogs are sensitive to small variations of the Earth’s magnetic field. Frontiers in Zoology, 10(1), 80. en: https://blog.nationalgeographic.org/2014/01/03/dogs-sense-earths-magnetic-field/
  • Yosef, R., Raz, M., Ben-Baruch, N., Shmueli, L., Kosicki, J. Z., Fratczak, M., & Tryjanowski, P. (2020). Directional preferences of dogs’ changes in the presence of a bar magnet: Educational experiments in Israel. Journal of Veterinary Behavior, 35, 34-37.