Perros y humanos: una amistad ancestral

26 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
La historia del perro siempre ha estado ligada al ser humano, desde sus orígenes en la Edad de Piedra.
 

El que hoy el perro se considere “el mejor amigo del hombre” es, precisamente, por la acción del ser humano. Existen registros fósiles de homínidos y lobos juntos datados de aproximadamente 300.000 años, pero la historia del perro comenzó como tal hace unos 33.000 años. Desde entonces, los canes han vivido nuestros primeros progresos como sociedades humanas.

Y el lobo se acercó al hombre

Durante mucho tiempo se ha mantenido la idea de que el ser humano adoptó a cachorros salvajes de lobos, los crió y domesticó. Sin embargo, esta creencia está cada vez más en entredicho.

Coppinger ha sido uno de los primeros investigadores en rechazar el supuesto de la adopción: se basa en la idea más simple de que fuera el propio lobo el que empezara a interaccionar con humanos, descartando que los hombres del Mesolítico emplearan tiempo en acoger y criar cachorros de lobo y que lograran hacerlo antes de que pasara su periodo de sociabilización, mucho más breve que el del perro.

Y ¿por qué el lobo se acercó al hombre? Los primeros pueblos sedentarios de la Edad de Piedra, que empezaron a acumular residuos de animales y desechos humanos, pudieron servir como nuevos nichos ecológicos a los animales salvajes, entre ellos los lobos.

Estos primitivos “vertederos” eran un lugar perfecto para acceder a la comida, sobre todo si era una época de escasez.

En este lugar pudo haber una primera selección de aquellos lobos más atrevidos. Los que guardaban una distancia de huida menor con  los humanos que tiraban sus desperdicios en el sitio o aquellos lobos que pasaban mayor tiempo sin huir ante la vista de los habitantes. Estos lobos serían los que más tarde darían lugar al perro que conocemos hoy en día.

 
El lobo forma parte del origen del perro

Los perros y los humanos, una amistad ancestral

Así pues, empezaron a surgir diferencias genéticas entre los perros del bosque adentro y los cercanos a los campos donde vivían los humanos por divergencia reproductiva. Ambas especies se encontraban más seguras la una con la otra, pues los perros empezaron a servir de alarma y defensa a otros peligros.

Los humanos fueron seleccionando a estos perros por su comportamiento, apariencia, habilidades y otras muchas características. Así comenzó una selección genética de estos animales mediante cruces para obtener las características más deseadas e incluso el adiestramiento más primitivo de los cachorros.

La selección artificial más fuerte, que ha dado origen a la gran variedad de razas que existen hoy en día, se ha producido en muy poco tiempo, en cuestión de cientos de años.

Los perros nos entienden mejor que los lobos

Aunque los lobos adultos pueden aprender a usar claves comunicativas como muchos primates, no poseen esta habilidad tan desarrollada como los perros, y para ello, tienen que ser explícitamente entrenados para comunicarse con los humanos tal y como puede hacerlo un perro.

 

Incluso los lobos que se han criado en idénticas condiciones que un grupo de perros no llegan a desarrollar tanto las habilidades sociales como los perros. Por lo que es poco probable que los perros simplemente heredasen sus habilidades inusuales de su último ancestro.

Además, los perros desarrollan su capacidad para utilizar las señales comunicativas humanas como señalar, indicar con la mirada, llamar…desde cachorros, independientemente de la forma de la que se hayan criado.

Los cachorros de seis a nueve semanas de edad pueden usar señales comunicativas de un ser humano, incluyendo los que aún viven con sus compañeros de camada y que tienen poca exposición a humanos más allá de la atención de rutina.

Perros inclinan la cabeza

Este hecho muestra la posibilidad de que los perros obtuvieran esta habilidad inusual de usar señales comunicativas humanas como resultado directo de la domesticación.

Como hemos podido ver, aún sigue siendo una incógnita la raíz de la interacción perro-humano, pero algo tenemos seguro: la sociedad que conocemos hoy en día no sería posible sin estos animales de cuatro patas.

 
  • Documental Origen del perro basado en el libroCoppinger, R. and Coppinger, L. (2004).Perros:Una nueva interpretación sobre su origen, comportamiento y evolución. Alcobendas: Ateles.
  • Hare, B., Rosati, A., Kaminski, J., Bräuer, J., Call, J., & Tomasello, M. (2010). The domestication hypothesis for dogs skills with human communication: a response to and. Animal Behaviour,79(2), e1-e6.