Piel irritada en perros: ¿cómo tratarla en casa?

17 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
La dermatosis en los perros es una de las enfermedades cutáneas más frecuentes. Si ves que tu perro se rasca continuamente, quizá sea hora de una visita al veterinario.

Uno de los desafíos más comunes al que se enfrentan los tutores de animales es la piel irritada en perros. Este problema suele estar relacionado o bien con picaduras de insectos o con alergias alimentarias.

Pese a ser una patología muy común, pueden surgir preguntas sobre cómo tratarla en casa. A continuación, te resolvemos las dudas más habituales sobre este tema y te damos opciones para abordarla desde el domicilio.

¿Piel irritada en perros?

Debido a que la piel es el sistema tegumentario más extenso del cuerpo, la dermatosis canina puede encontrarse en diferentes lugares. Por ello, hay que revisar cuidadosamente la piel del can si se han observado zonas de piel irritada.

En cuanto a las causas por las que se irrita la piel, existen diferentes agentes causales. Algunos de estos agentes pueden ser desde picaduras de insectos hasta alergias (alimentarias u otro tipo).

¿Qué enfermedades provocan que la piel esté irritada?

Los problemas dérmicos más comunes son causados por picaduras de insectos, alergias o irritaciones. Por ello, las enfermedades relacionadas con la piel más frecuentes son:

  • Dermatitis. Pueden clasificarse de diferentes formas, desde parasitarias hasta bacterianas o fúngicas.
  • Dermatitis alérgicas. Las alergias alimentarias son las principales responsables junto a la dermatitis atópica. La segunda es la enfermedad cutánea más común en perros, presentándola alrededor del 10-15 % de los animales.
Un perro se rasca la piel.

¿A qué comportamientos hay que estar atentos?

Cuando los perros están incómodos, expresan su irritación con diferentes comportamientos. Por ello, es necesario estar atento a si se observan conductas en el can tales como las siguientes:

  • Rascarse con frecuencia.
  • Morderse la piel.
  • Frotarse contra objetos.

Cómo combatir en casa la piel irritada en perros

Los consejos que se mencionan a continuación buscan aliviar el prurito en los animales. No obstante, nunca hay que administrar medicamentos al animal sin control de un especialista.

Baños de agua fría

Uno de los remedios caseros por excelencia para aliviar el prurito es el baño de agua fría. El baño no es una de las actividades favoritas de los cánidos, pero es necesaria para mantenerlos sanos.

Normalmente, se recomienda lavar a los perros con agua tibia, reservando el agua fría para el verano. Esto se debe a que la temperatura corporal de los perros es muy alta, alrededor de los 38-39 ºC de media.

Por ello, los canes son más sensibles que los humanos al agua fría, pues su contraste es mayor. Sin embargo, para aliviar el picor o el calor del verano puede emplearse agua con una temperatura inferior a los 39 ºC.

Champús dermatológicos

En la actualidad, pueden encontrarse todo tipo de champús, aromáticos, con ingredientes naturales, ecológicos, etc. Sin embargo, no todos ellos pueden ser utilizados en casos de dermatitis.

Cuando hay que lavar el pelo de animales que muestran piel irritada o dermatitis, se recomienda el uso de champús dermatológicos. En concreto, aquellos champús que tienen un efecto calmante e hidratante.

Ejemplos de estos tipos específicos de champús son aquellos que se fabrican a base de extractos coloidales de avena y glicerina. También se aconseja tener cuidado a la hora de aplicarlos en la piel del animal.

Durante el baño, el champú debe aplicarse realizando un suave masaje, enérgico pero sin dañar la piel. Tiene que estar en contacto con la piel del perro durante unos diez minutos para que haga efecto.

Por último, se procede al aclarado y secado del animal. Para ello, hay que evitar el uso de secadores y utilizar toallas o bien dejar que se seque al aire. 

Lociones hidratantes y calmantes

Otro de los remedios más comunes y recomendados ante la piel irritada en los perros son las lociones. El mercado ofrece numerosas variedades de ellas, pero no todas son útiles en estos casos.

Cuando se van a aplicar en una piel irritada, expertos recomiendan que la loción sea hidratante. Por ejemplo, son beneficiosas todas aquellas cremas cuya base es urea y glicerina o ácidos grasos esenciales.

De esta manera, se mantiene la piel irritada hidratada y se evita exponer al perro a otras lociones que potencien el picor. No obstante, hay que tener en cuenta posibles alergias previas del animal antes de escoger lociones. 

Evitar el contacto con materiales concretos

Ante la piel irritada en los perros, los veterinarios pueden recomendar evitar el uso de determinados materiales textiles. Entre ellos se encuentran la lana o fibras presentes en diferentes elementos como alfombras, toallas o mantas.

Aunque no lo parezca, estos materiales pueden contribuir al desarrollo de piel irritada. Por ello, ante estos brotes, es mejor evitar que los canes estén próximos a estas fibras (ya sea en su cama o en su lugar de descanso).

Piel irritada en perros.

Si se observa que el perro está inquieto o se comporta de manera extraña, hay que hacer una visita al veterinario. Solo el especialista podrá diagnosticar la causa del picor y aconsejar el tratamiento correcto.

Aunque la intención de aliviar el sufrimiento del animal sea buena, no sabemos cómo pueden afectarle los remedios. Por ello, siempre deben extremarse las precauciones y pedir consejo profesional antes de aplicar remedios caseros.

  • LAS ENFERMEDADES DE LA PIEL EN PERROS [Internet]. Purina® PRO PLAN®. [citado 9 de julio de 2020]. Disponible en: https://www.purina.es/proplan/consejos/enfermedades-de-la-piel-en-perros
  • Rodríguez PS. Enfoque diagnóstico y control del prurito en el perro. :8. Disponible en: http://axonveterinaria.net/web_axoncomunicacion/centroveterinario/54/cv_54_Enfoque_diagnostico_prurito_perro.pdf