¿Por qué los gatos muerden? Razones más comunes

28 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Los gatos adoran recibir mimos, pero siempre en su justa medida y cuando ellos lo crean conveniente. Sin embargo, si están incómodos, tienden a morder.
 

En ocasiones, nos acercamos a nuestro gato, lo vemos adorable y comenzamos a acariciarlo y a darle muchos mimos. Al principio, estos son bien recibidos, sin embargo, al poco tiempo, recibimos un mordisco –no demasiado fuerte– y esto nos invita a hacernos a un lado y a preguntarnos: ¿por qué los gatos muerden?

Los gatos son animales que, aunque adoren recibir mimos de sus tutores, no toleran los excesos. Por ello, hay que saber cuándo un gato se encuentra receptivo y pide atención. De no saberlo, puede que los estemos incomodando.

¿Por qué los gatos muerden? Causas más comunes

Los gatos muerden por diversas razones. Veamos a continuación las causas más comunes y algunos consejos a tener en cuenta para cuando queremos acercarnos a estos animales, sin alterarlos.

Sensación de amenaza

Se ha observado que algunos gatos muerden con frecuencia debido a traumas vividos en el pasado. Ante esta situación, lo más recomendable es no forzar al animal a aceptar los mimos y seguir los consejos de un etólogo.

Poco a poco, el gato se adaptará a la nueva situación y dejará de morder por miedo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos cambios son muy lentos, no ocurren de la noche a la mañana. Por ello, debemos ser pacientes.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los gatos muerden cuando consideran que están en peligro. En este sentido, el acto de morder forma parte de su estrategia defensiva ante depredadores y enemigos.

La mejor forma de actuar en esta situación es alejarse del gato y dejar que se tranquilice. Si se opta por acercarse a él, sin cuidado, lo más probable es que el gato agresivo muerda, y es mejor evitar esto, ya que las heridas por mordiscos pueden infectarse con facilidad.

 

Estrés

Los gatos son animales que se estresan fácilmente en situaciones que no están bajo su control. Por ello, cuando están estresados pueden morder y mostrarse ariscos.

Algunas de las situaciones que los estresan a menudo son:

  • Las mudanzas
  • La presencia de nuevos felinos
  • Animales o personas en su territorio
  • Otros cambios en su entorno

En el momento en el que un gato esté expuesto a cualquiera de estas situaciones hay que saber cómo actuar. Por ejemplo, el veterinario puede indicar las pautas a seguir en estas situaciones.

Un dato importante a tener en cuenta: hay que intentar no apartar bruscamente la mano o la zona del cuerpo que estén mordiendo. El gato puede interpretar este gesto como un signo de rechazo.

Para llamar la atención

Cuando un gato quiere llamar la atención puede que morderse sea uno de los recursos que utilice, al igual que maullar o arañar. En esos casos, es posible que pensemos que  quiere jugar, comer o cambiar de habitación.

Sin embargo, otra de las razones por las que los gatos muerden es para expresar dolor. Si tiene una patología que le provoca dolor, puede morder como una respuesta a ese dolor.

Entre las diferentes patologías que pueden provocar que un gato muerda con frecuencia se encuentra el virus de la inmunodeficiencia felina. Si se observa este comportamiento, es adecuado obtener la opinión de un profesional para que paute un tratamiento.

Otras razones por las que los gatos muerden

Los gatos muerden cuando quieren jugar.
 

Porque quieren jugar

Los gatos, normalmente cuando son crías o cachorros de pocos meses tienden a morder a sus tutores con sus pequeños dientes. Si este comportamiento lo realizan desde pequeños, lo seguirán realizando de mayores.

Por este motivo, conviene enseñar a los gatos cómo morder desde que son crías, si es posible. Ya que el juego con su tutor es una de las razones por las que los gatos muerden.

Porque quieren recibir mimos

Sí, aunque pueda resultar extraño, los gatos muerden cuando quieren recibir mimos. Es una forma de indicar que quieren a la persona que está junto a ellos.

Expresan su cariño a través de pequeños mordiscos, ya sea en la mano o en otra zona del cuerpo. Es una de las razones de por qué los gatos muerden, ya que este mordisco es suave y el animal no hace énfasis en clavar los dientes en la piel.

Con este gesto, los gatos no buscan causar daño ninguno. Simplemente es su manera de demostrar afecto. Sin embargo, si el gato no ha desarrollado este comportamiento con otros gatos, puede que no controle la fuerza de la mordida.

Aunque la reacción más normal es apartar rápidamente la mano, lo único que se consigue de esta manera es hacerse daño y que el gato se sienta rechazado. Hay que educar al gato y enseñarle cómo morder con suavidad, mediante diferentes técnicas y juegos.

Porque se han cansado de los mimos

Los gatos muerden cuando se han cansado de los mimos.
 

Al igual que los gatos muerden cuando quieren recibir mimos, también muerden cuando se han cansado de estos. Sí, es un comportamiento contradictorio, pero hay que recordar que los gatos tienden a avisar antes de morder.

En ocasiones, se está acariciando tranquilamente al gato, cuando de repente se recibe un mordisco. ¿Por qué muerden los gatos de repente mientras reciben mimos? nos preguntamos entonces.

Normalmente, hay señales previas en el lenguaje corporal antes de que el gato muerda. Entre esas señales se encuentran el movimiento de la cola de un lado a otro, dejar de ronronear o girar la cabeza con intención de morder.

Así pues, lo más coherente que se puede hacer cuando un gato muerde es actuar según sea la situación. Deberíamos apartarse suavemente la mano y entregarle un juguete. Si el gato está estresado, lo más adecuado es dejarle su espacio y permitir que se tranquilice.

Aunque los gatos tienen la fama de ser animales traicioneros, ellos siempre avisan antes de atacar. Por ello, conviene conocer el lenguaje corporal de los gatos.