¿Por qué los perros rasguñan la zona de dormir?

03 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Las conductas de las mascotas nos llaman la atención, pero suelen tener una explicación biológica tras ellas. El rasguñado a la hora de dormir en perros no es una excepción.
 

En ocasiones, las conductas de los perros asombran a los humanos. Algunas, como por qué rasguñan la zona de dormir, están relacionadas con los hábitos del sueño del animal. Puede decirse que lo llevan codificado en su ADN y es una costumbre ancestral. Esto es debido a que los perros salvajes cavaban el suelo para construirse una ‘cama’.

Al construirse ese lugar cómodo, buscaban descansar con tranquilidad y sentirse protegidos. Sin embargo, los perros domésticos no necesitan construirse dicho lecho para descansar.

Esto no quiere decir que se resistan a rasguñar su zona de dormir: es una conducta heredada, de cierto modo, vestigial.

El por qué rasguñan la zona de dormir

Al igual que los seres humanos, los perros tienen sus propios rituales a la hora de irse a la cama. Esta es la principal razón de que les lleve tanto tiempo acostarse para dormir.

En primer lugar, tienen que preparar la cama adecuadamente, siguiendo unos pasos:

Instinto

Como ya se ha mencionado, los perros domésticos están relacionados evolutivamente con los coyotes, los lobos o los zorros. Todos estos animales salvajes cavan madrigueras en las que crían a sus cachorros.

Pese a que el perro se encuentre en un ambiente cómodo y protegido, puede rasguñar la zona de dormir. En gran medida, puede deberse a su instinto para suavizar o amoldar el colchón.

Muchas conductas heredadas no tienen un sentido claro en la vida de ciudad, pero todas ellas son útiles si se piensan en un contexto natural: en el comportamiento animal, nada sucede por azar.

 
Los perros rasguñan la zona de dormir por diferentes motivos.

Comodidad

Al igual que sus parientes salvajes rasguñan la zona cavada para adaptarla a su cuerpo, los perros lo hacen también. De esta manera, consiguen que su área de descanso sea lo más confortable posible.

Los perros tienen rituales curiosos para ablandar su zona de dormir. Entre ellos se encuentran el de dar vueltas varias veces sobre la cama o, incluso, golpearla con la cabeza.

En otras ocasiones, pueden realizar tareas de anidación, como recoger hojas o musgo que llevan a su cama. Esto puede ser un indicativo de que debería añadirse otra manta o colchón para observar si el animal reduce esta acción.

Marcar el territorio

Uno de los rasgos característicos de los perros es que son animales muy territoriales. Por esta razón, muestran un comportamiento característico y realizan acciones de marcaje.

Así, reclaman todos aquellos espacios que consideran suyos. Aunque la forma de marcaje más habitual es la orina, también pueden rasguñar la cama, rascándose contra ella.

La razón tras este comportamiento es que los perros tienen glándulas sudoríparas en sus patas. A través de ellas, liberan olor, con el que marcan su zona de dormir.

 

Controlar la temperatura

Otra de las explicaciones de por qué rasguñan la zona de dormir puede deberse a la temperatura. Es más común si el animal duerme fuera de la casa.

Algunos perros prefieren cavar sus propios agujeros para dormir, incluso aunque dispongan de cama propia. El objetivo detrás de esto sería intentar adaptarse al clima, ya sea para calentarse o enfriarse.

Obtener nuestra atención

Si cuando el perro rasguña su zona de dormir le prestamos atención, puede tomarlo como una recompensa. Puede ser que el perro haya aprendido que este comportamiento es positivo.

De esta manera, tenderá a repetirlo cuando quiera ser observado por el tutor. Si lo hace de manera puntual no es serio, pero si es habitual, es necesario preguntarse si existen problemas de afectivos o de interacción con el animal.

Sueño del perro: duerme mucho

Consideraciones que podemos tener en cuenta

El rasguñar la zona de dormir no tiene porque ser un comportamiento negativo. Sin embargo, es necesario tener en cuenta una serie de consideraciones:

  • Algunas razas tienen mayor predisposición que otras a realizar esta acción. Entre dichas razas se encuentran los terriers.
 
  • Este comportamiento pueden aprenderlo de otros perros que haya en el hogar. Los cachorros tienden a imitar a los perros adultos para integrarse en el grupo.
  • Ha de observarse este comportamiento, porque puede ser un síntoma de que el can necesita más atención. Si el perro empieza a rasguñar alfombras o ropa de cama, hay que detener ese comportamiento.
  • Para ello, pueden realizarse actividades físicas que agoten a la mascota. De esta forma, no gastará energías rasguñando zonas.
  • Si el animal dispone de una cama propia, que se adapte a su tamaño y a sus necesidades, evitará este comportamiento. En el mercado hay varias ofertas que se adaptan a cada animal.

En definitiva, los perros rasguñan la zona de dormir debido al instinto. Es un comportamiento adquirido de sus ancestros no domésticos.

Por lo tanto, es una conducta normal que podemos observar en nuestras mascotas. Sin embargo, hay que observar si va acompañada de otras conductas sospechasosas. En ese caso, siempre ha de consultarse con un especialista. El veterinario podrá informarnos adecuadamente de cómo actuar en cada caso.