¿Por qué los perros siguen a sus tutores?

29 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Los perros nos siguen a todas partes y es algo a lo que estamos acostumbrados, pero ¿sabes por qué sucede? Aquí tratamos de darte una respuesta.
 

Que los perros siguen a sus tutores a todas partes es algo que los humanos damos por hecho. Cualquier persona que conviva con un can en el hogar no dudará en afirmar que el perro es casi una extensión de sí misma, pues le acompaña a todas partes y busca su aprobación y cariño múltiples veces al día.

Aún así, la etología no se contenta con observar los comportamientos animales y aceptarlos, pues entender por qué suceden es clave para definir a las especies y nuestras relaciones con ellas. Por ello, en este espacio tratamos de explicarte por qué los perros siguen a sus tutores de forma incondicional.

¿Cuestión de genes?

Según diversos expertos, la razón principal por la cual los perros siguen de forma incondicional a sus tutores es por la genética. Al ser descendientes directos del mamífero Canis lupus (el lobo), se presupone que los canes domésticos también tienen predisposición a agregarse en manadas.

Esta idea no está exenta de controversia, pues la mayoría de estudios etológicos detallados en lo que a los lobos se refiere han sido registrados en ambientes de cautiverio. Puede que muchos de estos comportamientos observados en espacios limitados sean diferentes en un entorno 100 % natural. Si no estamos seguros del comportamiento de estos cánidos salvajes en la naturaleza, ¿cómo es posible que también lo apliquemos a los perros?

Otras personas argumentan que el can asocia a su tutor como el elemento líder de su manada. Esta idea, de nuevo, está abierta a debate, pues diversos estudios nos muestran que los perros son capaces de entender, reconocer y discriminar características humanas. Está claro que, por mucho que nos respeten y adoren, los canes saben que no somos un miembro más de su especie.

 

No se puede negar que existe algún tipo de jerarquía intrincada entre el perro y el tutor, pero no se tiene claro que esta responda a un comportamiento heredado de permanecer en manada. Debido a que la genética no parece ser la respuesta definitiva, exploremos otras posibles explicaciones.

Un perro que sigue a una persona.

Factores emocionales

Existen otras posibles características que pueden promover un seguimiento continuo por parte del perro hacia el tutor. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Refuerzo positivo: un perro que es bien tratado verá a su tutor como una fuente de estímulos positivos. Estos pueden venir en forma de comida, juegos, caricias o interacciones varias. Naturalmente, los animales buscan lo que aumenta su supervivencia y bienestar, y en este caso es la persona responsable de ellos.
  • Raza: según la raza, algunos canes están más predispuestos que otros a seguir a sus dueños. Estos son conocidos como “perros velcro”, y se ha observado que cuanto más tiempo llevan trabajando junto a los humanos, más se desarrolla esta característica.
  • Compañía: a lo largo de los años, los humanos han seleccionado a los perros que genéticamente están más predispuestos a interaccionar con nuestra especie. Por ello, no es extraño que busquen la compañía humana sin mayor pretensión que estar con nosotros.
 
  • Ansiedad por separación: en este caso, estamos ante un trastorno emocional producto de una mala gestión por parte del tutor. Los perros pueden asociar los momentos de soledad a estrés, malestar e incluso agonía. Este no es un comportamiento natural por sí mismo.

Como podemos ver, existen múltiples motivos por los cuales los perros sienten predilección por no abandonar a su tutor en ningún momento. Más allá del afecto y el cariño, esto promueve su propia supervivencia como individuos.

Tal y como se comenta en estudios citados con anterioridad, los canes son capaces de entender nuestros gestos, lenguaje y tono. Cuanto más tiempo permanezcan con su tutor, mejor sabrán identificar los momentos que les otorgan beneficios, tales como brindarles alimentos o un paseo. Así es, los perros nos observan y siguen, en parte, porque esto fomenta su propio bienestar y supervivencia.

los perros siguen a sus tutores.

Un comportamiento fruto de años de interacción

Como hemos podido observar, la genética no es siempre la mejor respuesta para todo. Los perros llevan tanto tiempo domesticados y en interacción con los humanos, que muchos comportamientos que en el mundo natural nos parecen contraproducentes o atípicos son exhibidos por ellos de forma continua.

 

Eso sí, una cosa es clara: los canes nos admiran y adoran, no solo porque les brindemos comida y cobijo, sino porque somos un referente y pilar básico en su rutina. Por ello, respetarles y aceptar su compañía es algo que todo tutor debe hacer.

  • Dogs and pack mentality in the household, The honest Kitchen. Recogido a 27 de julio en https://www.thehonestkitchen.com/blog/dogs-pack-mentality-household/
  • Jenks, S. M., & Ginsburg, B. E. (1987). 17. Socio-sexual dynamics in a captive wolf pack. Man and Wolf: Advances, Issues, and Problems in Captive Wolf Research4, 375.
  • Huber, L. (2016). How dogs perceive and understand us. Current Directions in Psychological Science25(5), 339-344.