Los problemas metabólicos y las encefalopatías en mascotas: ¿existe alguna relación?

19 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
A veces, las enfermedades tienen orígenes de lo más imprevisibles. Uno podría pensar que la aparición de síntomas en el cerebro poco tiene que ver con una alteración en el hígado. Sin embargo, el organismo está más interrelacionado de lo que creemos. Por eso aquí te hablamos de algunos problemas metabólicos y la aparición de encefalopatías.

Hablamos de encefalopatías refiriéndonos a cualquier enfermedad que afecte al cerebro, cerebelo o bulbo raquídeo. Son patologías generalmente de carácter grave, puesto que el encéfalo es la parte central del sistema nervioso. De ahí que todas las posibles causas de encefalopatía deban ser investigadas cuando se aparecen signos compatibles, entre ellos la relación entre los problemas metabólicos y las encefalopatías en mascotas.

Tras muchos esfuerzos, diversos investigadores se ha descubierto que, efectivamente, existe una relación directa entre ambos en muchos casos. Ahí es donde nacen las llamadas encefalopatías metabólicas.

Las encefalopatías metabólicas más habituales en las mascotas

La alteración del metabolismo del calcio

La hipocalcemia puede causar espasmos musculares, desorientación, inquietud y convulsiones. Para resolver estos signos clínicos se necesitará administrar soluciones con calcio por vía intravenosa, al menos hasta que se identifique la causa subyacente de esa bajada de calcio en sangre.

La hipercalcemia, por su parte, también tiene efectos graves en el encéfalo. Los síntomas incluyen debilidad muscular, convulsiones, depresión, estupor y coma. Algunos de estos síntomas podrán ser revertidos únicamente con medicación.

los problemas metabólicos y las encefalopatías: el metabolismo del calcio

La alteración del metabolismo de la glucosa

Una hipoglucemia puede causar debilidad, temblores musculares, ceguera, convulsiones, estupor o coma. Para solucionar estos síntomas, se pueden administrar vía intravenosa soluciones específicas que contengan glucosa.

Por ejemplo, cuando un animal tiene un insulinoma, significa que tiene un tumor de páncreas que segrega demasiada insulina. Esto suele ir acompañado de una bajada dramática del azúcar en sangre, lo cual acabaría desencadenando la encefalopatía.

En el lado contrario tenemos la hiperglucemia. Un exceso de glucosa en sangre aumenta la osmolaridad de esta, causando estupor y coma. En estos casos se puede administrar insulina para corregir la hiperglucemia y reducir el riesgo de edema cerebral.

Los problemas metabólicos y las encefalopatías hepáticas y renales

Una encefalopatía hepática se produce cuando el hígado, por la razón que sea, ya no es capaz de metabolizar correctamente las toxinas. Estas tenderán a acumularse en la sangre y provocarán dicha enfermedad.

Aparecen síntomas nerviosos como desorientación o ceguera. Pero también un cuadro de fallos sistémicos derivados de la posterior cirrosis.

El tratamiento estará dirigido a disminuir, en primer lugar, la ingesta y absorción de toxinas en el aparato digestivo, y en segundo lugar, a tratar los síntomas ya con la medicación específica.

En el caso de los riñones, existen numerosas patologías que pueden generar síntomas encefálicos. Por ejemplo, una uremia grave provocará convulsiones, o una insuficiencia renal crónica, que es la causa más común de la “torpeza mental”.

Los problemas metabólicos y las encefalopatías derivadas de patologías en algunas glándulas

Glándulas adrenales

El hipoadrenocorticismo es una enfermedad poco frecuente en perros y rarísima en gatos. Supone una disminución de la actividad de la corteza de estas glándulas, y por tanto una reducción de la producción de corticoides. El resultado es un terrible desajuste metabólico.

Glándula tiroides

El hipotiroidismo puede causar depresión, desorientación, estupor o coma, muy común, por ejemplo, en el Dóberman. Las anomalías originadas son casi siempre reversibles con la suplementación adecuada. El hipertiroidismo, por otro lado, puede causar inquietud, hiperexcitación, vueltas en círculos y convulsiones.

Los problemas metabólicos y las encefalopatías derivadas de la falta de oxígeno en sangre

La insuficiencia de aporte de oxígeno al cerebro, bien por hipoxia o bien por falta de flujo sanguíneo, desencadena en una encefalopatía grave. Se producen cambios en el estado mental, ceguera y ataxia. El tratamiento incluirá la estabilización del animal con terapia de oxígeno y fluidos, si fuese necesario. Mientras, se investigará la causa subyacente de la falta de oxígeno en sangre.

Nota final: el efecto de un golpe de calor en las mascotas

Durante un golpe de calor se producen numerosos desajustes metabólicos, como acidosis, hipernatremia o hipocalcemia. Esto puede provocar síntomas de encefalopatía metabólica, como ya hemos visto. Es muy típica la ceguera, la ataxia o la desorientación. Por no hablar de signos más graves como el estupor o el coma.

Golpe de calor en mascotas

Es importante destacar que no todos los problemas metabólicos tienen su causa dentro del organismo. El exterior tiene un efecto sobre el sistema metabólico de las mascotas, y esto debe ser tenido en cuenta. Y no solo eso, pues la ingesta de determinados venenos también genera un problema metabólico que desemboca en una encefalopatía: este es el caso de las intoxicaciones por plomo en mascotas.

  • King L, Boag A. BSAVA manual of canine and feline emergency and critical care. 2nd ed.