Problemas de salud frecuentes en pastores alemanes

14 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Más allá de la displasia de cadera, los pastores alemanes presentan otras patologías debido a su raza
 

Los pastores alemanes son un raza de perros con origen germano. Comenzaron a criarse y seleccionarse a partir del año 1899, a partir de perros de pastoreo del sur y centro de Alemania. Con estos cruces, se pretendía conseguir un perro de trabajo muy resistente y con alto nivel de rendimiento.

Desde aquellos momentos, el incorrecto cruces de perros con patologías hereditarias y la consanguinidad ha llevado a la raza a desarrollar serios problemas de salud. Sin embargo, estas enfermedades podrían verse reducidas si los perros afectados no fueran usados para la cría.

Por otro lado, otra de las características definitorias de los pastores alemanes es su carácter que, según la Federación Cinológica Internacional (FCI) es:

“El pastor alemán debe tener un temperamento equilibrado, valiente, seguro de sí mismo, totalmente desenvuelto y pacífico –salvo que se lo provoque–, manso, atento y dispuesto a complacer. Debe poseer un comportamiento instintivo, resiliencia y confianza en sí mismo para ser adecuado como perro de compañía, de guardia, de protección, de utilidad y de pastoreo”.

Pericarditis constrictiva

La enfermedad pericárdica constrictiva es una enfermedad rara en animales de compañía. No obstante, se ha descrito como patología común para perros pastores alemanes machos en edad adulta.

Esta dolencia consiste en un engrosamiento de las capas del pericardio –parietal o visceral–, que es la membrana que envuelve al corazón. Cuando esto se produce, el pericardio comprime las cámaras del corazón, lo que altera la función diastólica o llenado del corazón. 

 

Esto provoca un aumento de la presión sanguínea y causa ascitis –líquido en el abdomen– y dilatación de las venas yugulares. Otros síntomas comunes son:

  • Distensión abdominal
  • Taquipnea
  • Cansancio
  • Síncopes
  • Debilidad
  • Pérdida de peso

Displasia de cadera en pastores alemanes

Los perros de trabajo son sometidos a grandes cargas de trabajo desde edades muy tempranas. Esto ha provocado que estas razas desarrollaran problemas en las articulaciones. En algunos casos, como el de los pastores alemanes, ha causado que se convierta en una enfermedad congénita.

Radiografía de la displasia de cadera en perros

Por otro lado, aunque un pastor alemán no esté afectado por esta patología genéticamente, su rápido crecimiento hace que los músculos de estas articulaciones no se desarrollen lo suficientemente rápido para aguantar el peso del animal. Entonces, la articulación coxal se desarrolla de forma incorrecta e impide que la cabeza del fémur se inserte correctamente en el acetábulo.

Según varios estudios, la aparición de la displasia de cadera no está relacionada con el sexo del perro, pero sí con la cantidad de alimento que ingiere cuando se están desarrollando. De esta forma, aquellos animales que están sobrealimentados y no siguen una dieta restrictiva tienen más probabilidades de desarrollar displasia de cadera.

 

Síndrome de inestabilidad lumbosacra

Las patologías degenerativas en la columna son comunes entre los perros, concretamente aquellas relacionadas con las partes final de la espalda o cauda equina. Esta región se llama así porque la médula espinal se ramifica en varios nervios y da un aspecto en forma de cola de caballo.

Es muy común en pastores alemanes de edad madura o senior que estos nervios se vean comprimidos por los propios huesos de la columna. Los síntomas más frecuentes que presentan los perros son:

  • Dolor en la zona final de la espalda
  • Dificultad para andar y levantarse
  • Cojera en las patas posteriores
  • Debilidad en la zona caudal
  • Incontinencia fecal o urinaria
Hemangiosarcoma en perros pastor alemán

Megaesófago en los pastores alemanes

La megaesofagia es una enfermedad en la cual el esófago se ve agrandado o pierde motilidad. Esto causa que el animal no pueda ingerir alimentos sólidos y los regurgite, nada más comérselo o a las pocas horas. Por tanto, en cachorros pueden observarse los primeros síntomas cuando se destetan.

En muchos casos tiene origen en una atrofia neuromuscular que viene dada de forma congénita, como ocurre en los pastores alemanes. Sin embargo, no es una de las patologías más graves que puede sufrir esta raza, ya que, habitualmente, el esófago se recupera de manera espontánea con el tiempo.

 
  • FEDERATION CYNOLOGIQUE INTERNATIONALE (AISBL) SECRETARIAT GENERAL: 13, Place Albert 1er B – 6530 Thuin (Belgique).
  • Flores Córdova, J. E. (2018). Pericarditis Constrictiva en un Pastor Alemán de tres años (Bachelor's thesis, Quito).
  • Orellana, R., & Antonio, R. (2003). Diagnóstico clínico y radiológico de síndrome de inestabilidad lumbosacra en perros pastor alemán adultos. Memoria de titulación.
  • Rodríguez Estay, C. (2011). Estudio de la asociación en la presentación de displasia de cadera, displasia de codo e inestabilidad lumbo sacra en una población de perros de trabajo.
  • Santos Benito, L., Andaluz Martínez, A., Fresno Bermejo, L., Roura López, X., & García Arnas, F. (2008). Megaesófago por persistencia de 4º arco aórtico derecho en un pastor alemán de 8 semanas. Clínica veterinaria de pequeños animales, 28(4), 0257-257.