¿Qué es el ectropión en perros?

01 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
El ectropión es una enfermedad que puede parecer un mero trastorno estético, pero si no se trata se puede traducir en la pérdida de la visión del animal.

El ectropión es una patología de naturaleza ocular que se caracteriza por un pliegue o torsión del párpado de una forma anómala. Esta enfermedad puede afectar tanto a seres humanos como a canes.

Estudios veterinarios calculan que el ectropión se da en 39 de cada 10 000 perros, una cifra baja pero nada desdeñable. Por ello, aquí te explicamos en qué consiste esta patología, cuáles son sus síntomas y como abordar el cuadro clínico de un perro que la presenta.

¿Qué es el ectropión?

Como ya hemos dicho con anterioridad, el término ectropión se utiliza para describir un suceso en el que el borde de uno de los párpados se pliega o se tuerce en dirección opuesta a la superficie del ojo.

La mayoría de veces esta enfermedad en perros se manifiesta como un decaimiento del párpado inferior, lo que deja al descubierto la capa conjuntiva palpebral del animal. Esto le otorga un aspecto «triste», como si la piel se estuviese cayendo bajo sus ojos.

Más allá de tratarse de una cuestión estética, el hecho de que las capas internas del ojo queden descubiertas puede favorecer que el animal sufra ciertas patologías oculares. Además, en los casos más graves la visión del can puede verse comprometida.

Un claro ejemplo de un perro con ectropión.
Un claro ejemplo de un perro con ectropión.

Síntomas

Diversos portales médicos como la Clínica Mayo recogen los síntomas de ectropión en humanos. Estos pueden ser aplicados también a los canes, pues la patología es prácticamente la misma. Algunos de los signos más comunes son los siguientes:

  • Párpado inferior caído y separado del globo ocular. Esto permite a los tutores observar una capa de tejido carnoso que no debería estar expuesta.
  • Ojos llorosos y lagrimeo excesivo. Descarga de una película mucosa alrededor del ojo afectado.
  • Inflamación ocular, lo que puede hacer que el perro se rasque de forma continuada el área afectada.
  • Sequedad ocular excesiva.

Más allá de todos estos síntomas, también pueden aparecer otros signos asociados a enfermedades subyacentes que se ven favorecidas por el ectropión. Por ejemplo, la conjuntivitis y la queratitis suelen presentarse junto con esta patología, ya que aparecen cuando la sequedad del ojo es excesiva.

Por último, también es esencial destacar que un ectropión sin tratar puede llegar a causar un daño irreversible en la córnea, lo que impide una correcta visión en el can.

Causas del ectropión

El ectropión puede producirse tanto por malformaciones genéticas como por eventos y enfermedades a lo largo de la vida del animal.

Debido a su naturaleza, es común que esta patología se presente más en aquellas razas de perros con una «piel más suelta», como pueden ser el san bernardo, el gran danés o el perro de San Huberto. Este ectropión hereditario se suele detectar en los primeros años de vida del can, pues el animal nace con él.

A día de hoy se contabilizan más de 10 razas de perros con predisposición genética a sufrir el ectropión.

Por otra parte, la organización VCA hospitals nos indica que también existe un ectropión adquirido, el cual puede suceder en cualquier momento de la vida del animal y no está vinculado con su raza. Algunos eventos que pueden desencadenar esta variante son los siguientes:

  • Parálisis nerviosa facial.
  • Hipotiroidismo, es decir, mal funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Una herida en el aparato ocular.
  • Una enfermedad neuromuscular.

Como podemos ver, no todas las causas del ectropión se reducen a la condición genética del perro. Un can puede tener la mala suerte de desarrollarlo, por ejemplo, como efecto secundario a una lesión del aparato ocular.

¿Qué hacer?

Desde luego, un perro con ectropión debe ser evaluado por un veterinario cuanto antes con el fin de evitar complicaciones, como pueden ser las infecciones en la conjuntiva ocular.

En la mayoría de los casos es necesario medicar al can por el resto de su vida con gotas oftálmicas que hidraten el ojo. Además, los antibióticos deberán usarse de forma asidua para tratar posibles infecciones oculares producto de la exposición de su tejido interno.

Solo en los casos más severos se recurre a la cirugía, basada en la reducción del párpado.

Un perro con ectropión.

Una patología con muchas consideraciones

Como hemos podido ver, el ectropión es una enfermedad que afecta mucho más allá de la estética. Hay que tener cuidado, pues los canes que lo presentan tienen predisposición a sufrir infecciones oculares e incluso a perder la vista en los casos más graves.

Por ello, ante la sospecha de ectropión en perros, la mejor de las opciones es siempre acudir a un especialista en salud canina. Él indicará los pasos a seguir y el tratamiento recomendado.

 

  • Eyelid disease all dogs are not equal, banfield.com. Recogido a 28 de septiembre en https://www.banfield.com/getmedia/5586174a-d303-45dd-87a3-563a3ce82319/3_4-Eyelid-Disease-All-dogs-are-not-equal
  • Ectropión, MayoClinic.org. Recogido a 28 de septiembre en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/ectropion/symptoms-causes/syc-20351164
  • Ectropion in dogs, VCA hospitals.com. Recogido a 28 de septiembre en https://vcahospitals.com/know-your-pet/eyelid-ectropion-in-dogs#:~:text=Ectropion%20is%20an%20abnormality%20of,causing%20drying%20of%20the%20tissues.