¿Qué es la laminitis equina?

01 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
Un pequeños desequilibrio en una parte del organismo de los caballos puede desencadenar un problema grave en otra parte diferente. Aquí te hablamos de la laminitis y de su posible relación con el sistema gastrointestinal.

La laminitis en caballos, también conocida como infosura, es la inflamación de las partes blandas del casco, de aspecto laminar. Estas «láminas» unen la parte córnea del casco con la tercera falange (o tejuelo), que es el último hueso del pie del caballo.

Es un problema por desgracia frecuente en todos los équidos, aunque también se ha descrito en ovejas, cabras y cerdos. Pero la padecida por estos esbeltos cuadrúpedos es la revestida de mayor gravedad y la más habitual en la clínica veterinaria.

Laminitis en caballos: una pequeña aproximación a la anatomía del casco

En un animal sano, la tercera falange está unida al interior de la parte córnea del casco por un aparato suspensorio. La superficie interior del casco se dobla en forma de láminas para aumentar el espacio de adherencia de este aparato suspensorio. En un caballo con infosura, estas láminas fallan y la falange deja de estar adecuadamente unida al casco.

Un casco de caballo chocando contra el suelo.

El peso del caballo y sus propios movimientos seguirán empujando, como es normal, el hueso del dedo hacia el suelo. Pero sin la protección del casco, los vasos sanguíneos se rompen y los tejidos blandos se inflaman. Por eso, el dolor agudo y la cojera no tardan en aparecer.

Inicio y evolución de la enfermedad

La laminitis comienza cuando la causa desencadena la separación laminar, algo que puede durar entre 30 y 40 horas. Durante este periodo, antes de aparecer los síntomas en las extremidades, el caballo suele experimentar problemas:

  • Gastrointestinales.
  • Respiratorios.
  • Reproductivos.
  • Renales.
  • Endocrinos.
  • Inmunológicos.

Estas alteraciones multisistémicas, anatómicamente alejadas del casco, se deben al malestar que genera la desorganización de la anatomía laminar. Esto es lo que se conoce como fase de desarrollo y no siempre aparece. Hay animales que directamente pasan a la fase aguda, sin que se haya producido antes un problema de salud aparente.

Fase aguda

Como hemos dicho, la fase de desarrollo se acaba fusionando con la fase aguda, cuando aparecen los primeros signos de dolor en el pie. Dura desde este momento hasta que hay evidencias clínicas de desplazamiento de la falange dentro del casco.

La infosura suele afectar más a las extremidades delanteras, presumiblemente porque soportan la mayor parte del peso del caballo, alrededor del 65 %.

Un caballo con laminitis aguda tiende a desplazar el peso de un pie al otro. Este comportamiento se realiza, sin duda, para aliviar dolor. Aún así, en algún momento el animal se ve obligado a volver a apoyarse en el pie afectado y la molestia vuelve sin remedio.

Fase crónica

Si el caballo no muere durante la fase aguda, sufrirá el desplazamiento de la falange dentro del casco. Este es el sello distintivo de la laminitis crónica y puede apreciarse en una radiografía. La sintomatología en esta fase de la enfermedad puede durar indefinidamente, incluyendo:

  • Cojera leve pero persistente.
  • Dolor intenso, el caballo querrá pasar más tiempo tumbado.
  • Degeneración total de las fijaciones laminares.
  • Deformación de la pared del casco.
  • Penetración de la suela del casco por el hueso desplazado.

Este último síntoma puede desembocar en una osteomielitis infecciosa de la tercera falange e, incluso, en el desprendimiento de la pezuña.

¿Cómo de grave puede llegar a ser la laminitis en caballos?

Se podría decir que la laminitis es la enfermedad más grave del pie equino. De hecho, se habla de ella como la segunda causa de mortalidad en caballos, tras el cólico. Si la mortalidad no sobreviene por causas naturales, se suele recurrir a la eutanasia, debido al sufrimiento permanente del animal.

Además, pese a los esfuerzos, la respuesta a una terapia varía mucho entre individuos, lo cual dificulta incluso un pronóstico preciso.

Nota final: laminitis en caballos y su relación con el tracto gastrointestinal

La mayoría de autores afirman que la laminitis es una secuela de un evento remoto, no relacionado con el pie. Esto, a primera vista, puede resultar extraño. Pero muchas veces se ha demostrado que esta enfermedad involucra directamente al tracto gastrointestinal. Se han descrito causas como:

  • El consumo excesivo de grano y carbohidratos.
  • La inflamación del intestino delgado.
  • Los cólicos.
  • La diarrea aguda.

Pero hay una causa que despierta, en especial, la curiosidad de muchos veterinarios. Se trata de la alteración del metabolismo de la insulina. Se dice que aquellos caballos con un historial de resistencia a la insulina, tienden a sufrir laminitis.

Para probar esta hipótesis, se han hecho estudios experimentales con caballos, monitorizando a algunos ejemplares con una hiperinsulinemia prolongada. Todos ellos acabaron desarrollando laminitis en menos de 72 horas.

Un caballo cubierto para evitar la laminitis.

Por eso, se recomienda que los équidos sean sometidos a análisis de sangre periódicos. Así, en caso de detectar hiperinsulinemia, se podrán emplear técnicas para reducir su concentración en sangre y, sobre todo, restaurar la sensibilidad a la insulina. Por ejemplo, mediante dietas de reducción de peso con un bajo índice glucémico y ejercicio moderado.

  • Pollitt C. Laminitis equina. Barton, ACT: Corporación de Investigación y Desarrollo de Industrias Rurales; 2008
  • Infosura [Internet]. Es.wikipedia.org. 2020 [consultado el 25 de junio de 2020]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Infosura