Lo que debes saber antes de tener de mascota un reptil

15 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Al elegir un reptil como mascota es importante estar adecuadamente informado, no solamente de los reptiles en general, sino también de la especie específica que deseas tener antes de dar este paso
 

Antes de decidirte por un reptil como mascota es importante entender cabalmente las necesidades específicas de estos animales, sobre todo porque estas criaturas son muy diferentes de los mamíferos y el ‘sentido común’ puede servir poco o nada para atenderlas.

Así, es importante recalcar que, siendo el comportamiento y las necesidades de los reptiles tan ajenos a los nuestros, mantenerlos a salvo puede ser difícil para principiantes.

Debes investigar un poco para asegurarte de que estás preparado para cuidarlo adecuadamente. También es importante que lo compres a un vendedor acreditado. Aquí hay algunas tareas que debes acometer antes de traer un reptil a casa:

Encontrar atención veterinaria para tu reptil

Es importante conocer que todos los reptiles se clasifican como mascotas exóticas. Por tal razón, no es el tipo de animal que una clínica veterinaria local verá regularmente.

La realidad es que la mayoría de clínicas generales solamente podrán realizar exámenes y problemas muy básicos para las mascotas exóticas. En este contexto será perentorio que, antes de dar este paso, cuentes con una clínica o un veterinario especialista en reptiles para obtener asesoramiento.

Preparar un buen hogar

Un hábitat es diferente de una jaula. Si bien es posible que desees tener una jaula para trasladar tu mascota, un hábitat es su hogar. La jaula evita que el reptil corra por la casa. Un hábitat contiene todo lo que el reptil necesita para sobrevivir. Debe tener comida, agua, refugio, una fuente de calor y algún tipo de ‘paisajismo’.

 
Uso de ramas en un acuario para iguanas
Fuente: Chitty J. Topics in Medicine and Surgery: hospitalization of birds and reptiles.

Requerimientos de calor y humedad

Los reptiles son de sangre fría. Así, la mayoría de ellos necesitarán algún tipo de fuente de calor en su hábitat. Esto puede ser una lámpara de calor.

Es importante que te asegures de tener la fuente de calor configurada a la temperatura adecuada para el tipo de especie que posees. Además, ten en cuenta que es posible que sea necesario cambiar la temperatura a lo largo del año. Adicionalmente, necesitarás saber qué humedad requieren y asegurarte de tener estos equipos complementarios antes de traer a tu reptil.

Prevenir el riesgo de transmisión de enfermedades

En España no es posible mantener legalmente, como mascotas, a ningún reptil venenoso. Sin embargo, mas allá de la legalidad, es importante conocer que los reptiles pueden transmitir enfermedades a otros reptiles y también a las personas.

Es bastante común la transmisión de bacterias patógenas como la Salmonella. Por esta razón, es clave tener hábitos de higiene para mantener a tu mascota y proteger a los cuidadores.

Manejar información básica sobre la biología del reptil

En la naturaleza, muchos reptiles y anfibios sufren un proceso llamado brumación, que es un tipo de hibernación inducida por el clima más frío. Este proceso está íntimamente ligado a la supervivencia en condiciones adversas.

 

En caso de tener la intención de usar su reptil para su reproducción, a menudo se recomienda inducir la hibernación. Considerando que el manejo de hibernación en el hogar puede ser desafiante y complejo, se recomienda estudiar la biología de estas mascotas.

Conocer los hábitos de alimentación del reptil

Este punto resulta crucial para los novatos, pues los reptiles tienen requisitos de alimentación muy específicos, no siempre del gusto de las personas.

Alimento para una serpiente.

Así, será necesario mantener vivos pequeños animales de presa, antes de ofrecerlos a tu mascota; deberás hacerlos nutritivos administrándoles proteínas en polvo. Finalmente, tendrás que  limpiar los cadáveres; esta es una parte ineludible de la propiedad de este tipo de mascotas.

Es importante poder obtener un suministro confiable de buena calidad de las presas con las que alimentarás a tu reptil. Igualmente, tendrás que estar informado de qué y cuánto comerá la especie en particular, ya que todas las especies son diferentes.

Resulta interesante conocer que en cautiverio a la mayoría de las serpientes les irá bien con ratones y ratas. Otras especies como las lagartijas comen insectos, pero los dragones barbudos que comen insectos también comen frutas y verduras. Existen especies como las iguanas verdes que son estrictamente herbívoras.

 
  • Warwick, C., Lambiris, A. J., Westwood, D., & Steedman, C. (2001). Reptile-related salmonellosis. Journal of the Royal Society of Medicine, 94(3), 124-126.
  • Warwick, C., Arena, P., Lindley, S., Jessop, M., & Steedman, C. (2013). Assessing reptile welfare using behavioural criteria. In Practice, 35(3), 123-131.