La rana de Darwin: un padre ejemplar

29 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La rana de Darwin, junto con el caballito de mar, son las únicas especies vivas conocidas en las que los machos llevan los embriones en desarrollo en un saco especializado.

La rana de Darwin  (Rhinoderma darwinii) es una especie endémica de los bosques templados del sur de Chile y Argentina. Es interesante conocer que la especie fue bautizada en honor a Charles Darwin porque fue él quien la describió por primera vez en 1834. El naturalista la encontró en la isla de Lemuy del Archipiélago de Chiloé, en la región de los Lagos.

A este anfibio también se le conoce como la «rana vaquera». Esto es porque, según los lugareños, sus vocalizaciones suenan como un vaquero silbando a su ganado. Además, las manchas del vientre parecen manchas de vaca y posee extensiones de piel en las patas que parecen espuelas.

¿Cómo reconocer a la rana de Darwin?

Esta es una rana pequeña, pues su talla está entre 2,5-3,5 centímetros. Además, tiene una cabeza de forma triangular con una extensión nasal larga y algo puntiaguda. Su piel es básicamente lisa con solo algunas glándulas verrugosas. Como estrategia de camuflaje, puede presentar una coloración variable. Así, su color va desde verde a distintas tonalidades de café.

Además, en la región ventral muestra una pigmentación negra con grandes manchas blancas, que se extiende hasta las patas traseras y las membranas interdigitales. Algunos investigadores opinan que la rana podría emplear la coloración de la zona ventral como medio de disuasión ante la amenaza de potenciales depredadores, por su coloración aposemática.

Cara de una rana de Darwin
Fuente: Turismo Científico Aysén

¿Qué rasgo hace única a la rana de Darwin?

Sin duda, el rasgo único que poseen estos anfibios es el papel que juegan los machos en la reproducción. Es muy interesante conocer que en esta especie el desarrollo embrionario y larvario completo ocurren no en ambiente acuático, sino en la boca del macho. Es un modo de reproducción muy especializado que se conoce como neomelia.

¿Cómo es posible que los machos lleven a sus crías en la boca?

Ya en el año 1848, un naturalista observó que algunos adultos de rana de Darwin de cuerpo abultado llevaban crías dentro de un saco interno y pensó erróneamente que se trataban de hembras vivíparas. Tres décadas después, se estableció que era el macho y no la hembra quien llevaba las crías en un gran saco bucal.

Más tarde, se demostró que este saco, cuando está lleno, puede extenderse por la parte ventral del anfibio. El saco se comunica con la cavidad bucal a través de dos hendiduras ubicadas a ambos lados por debajo de la lengua.

A lo largo del tiempo, muchos investigadores han considerado que el saco bucal sea algo más que un simple contenedor de larvas. Posteriormente, otros estudios demostraron que también cumple funciones en el intercambio de nutrientes y respiratorio entre el padre y las larvas.

¿Cómo sucede el proceso de reproducción en la rana de Darwin?

Tras el amplexo o abrazo nupcial que ocurre en anfibios, la hembra deposita sus huevos en la tierra húmeda. Seguidamente, en un trascurso de 14 días en los huevos fertilizados, los embriones comienzan a moverse.

En esta etapa, el macho los introduce en su boca y los huevos se deslizan al saco bucal. Los huevos eclosionan dentro del saco y tras ello las larvas permanecen en el saco paterno.

Los juveniles completan su metamorfosis dentro del saco en aproximadamente 52 días. Luego de la metamorfosis, las pequeñas crías abandonan la boca de su progenitor.

El proceso no es sincronizado, pues el padre guarda al principio dos huevos y con el paso de los días él continúa cargando otros huevos en su saco vocal. Allí, las crías se alimentan de sus yemas de huevo y luego de las secreciones producidas por la pared del saco.

Estado de conservación

Aunque hay información extensa, la rana de Darwin ya no se encuentra en los lugares donde antes era abundante. El género Rhinoderma está clasificado como en peligro crítico por la UICN.

Las causas de la aparente desaparición siguen siendo poco conocidas. Muchos expertos apuntan como causa posible de su pronunciada desaparición a la pérdida de su hábitat. Esto es principalmente debido a la sustitución a gran escala de la vegetación nativa por plantaciones de pinos y eucaliptos.

Silueta de una rana de Darwin.

Sin embargo, la disminución de la especie en áreas silvestres protegidas como Parques Nacionales hace pensar que existen otras causas. Por ejemplo, el cambio climático o las enfermedades. En este sentido, expertos opinan que la quitridiomicosis, una enfermedad infecciosa causada por un hongo, probablemente esté implicada.

Linsted, M. (2000). "Rhinoderma darwinii" (On-line), Animal Diversity Web. Accessed August 24, 2020 at https://animaldiversity.org/accounts/Rhinoderma_darwinii/ Goicoechea, O., Garrido, O., & Jorquera, B. (1986). Evidence for a trophic paternal-larval relationship in the frog Rhinoderma darwinii. Journal of Herpetology, 168-178. https://www.jstor.org/stable/1563941?seq=1 Soto-Azat, C., Valenzuela-Sánchez, A., Clarke, B. T., Busse, K., Ortiz, J. C., Barrientos, C., & Cunningham, A. A. (2013). Is chytridiomycosis driving Darwin’s frogs to extinction?. PLoS one, 8(11), e79862. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0079862 Jorquera, R., Pugín, E., Garrido, O., Goicoechea, O., & Formas, R. (1979). Procedimiento de desarrollo en dos especies del género Rhinoderma.;[Development process in two species of the genus Rhinoderma]. In Simposio Herpetología de Chile, Avances y Perspectivas., Valdivia (Chile). Bürger, O. (1904). La neomelia de la rhinoderma. Darwini D. & B. In Anales de la Universidad de Chile (pp. ág-585). https://ultimadecada.uchile.cl/index.php/ANUC/article/download/24220/27935 IUCN SSC Amphibian Specialist Group. (2015). Rhinoderma rufum. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T19514A79809567. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2015-4.RLTS.T19514A79809567.en. Downloaded on 27 August 2020.