Remedios naturales para tratar la colitis en perros

10 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
La colitis es la inflamación del colon y cursa con deposiciones frecuentes, acuosas, con moco y/o sangre. Un buen manejo dietético y la ayuda de suplementos naturales pueden favorecer su tratamiento.

La colitis en perros es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del colon, la parte del intestino grueso que absorbe más agua. Cuando ocurre una afección a este nivel del aparato digestivo, el síntoma más característicos suele ser la deposición de diarreas acuosas.

Si cualquier mascota tiene signos evidentes de este problema, se hace esencial ir a la consulta para averiguar la causa y administrar un tratamiento. También existen productos naturales y suplementos que ayudan a paliar los síntomas y que se pueden complementar con el abordaje veterinario.

¿Cómo identificar la colitis en perros?

Las diarreas no suelen ser algo raro en perros, pero lo normal es que ocurran de manera esporádica y remitan de forma natural sin intervención clínica. Sin embargo, en otras ocasiones pueden durar más y estar asociadas a la ingesta de algún alimento tóxico, parásitos, obstrucciones o patologías como la colitis en perros.

El principal síntoma de la colitis es el aumento en la frecuencia de deposiciones: estas son pequeñas, acuosas y pueden aparecer con moco y/o sangre fresca. No suelen haber vómitos asociados y si hay pérdida de peso se debe a que el perro no come lo suficiente o a la deshidratación en los casos de diarrea.

La colitis puede presentarse de dos formas diferentes:

  • Colitis aguda; de aparición puntual y corta duración. Las causas más frecuentes son los desórdenes alimentarios.
  • Colitis crónica: se presenta en un intervalo de dos a tres semanas o de forma recurrente a lo largo de la vida del animal.
Una prueba intestinal veterinaria.

¿Qué causa la colitis?

La colitis aguda es la más común, pues puede aparecer sin otros síntomas más allá de las heces anormales en el can. Suele estar provocada por los siguientes factores:

  • Desórdenes alimentarios: por el consumo de alimentos poco recomendables para las mascotas, desperdicios o cambios bruscos en la dieta.
  • Alergias o intolerancias alimentarias.
  • Parásitos intestinales, como la infección por Trichuris, giardias o coccidios. Estos eventos son comunes en cachorros, pues su sistema inmune aún no está del todo desarrollado.

Las causas de las colitis crónicas, en cambio, pueden ser más difíciles de diagnosticar. Su origen está en diferentes enfermedades digestivas, como la enfermedad inflamatoria intestinal, en infecciones, cáncer o  pueden ser de origen idiopático —nunca se llega a saber la causa real—.

Tratamiento de la colitis en perros

El tratamiento depende del motivo subyacente que ha provocado la colitis. En los casos más leves de colitis aguda —que probablemente se solucionarán por sí solos— los tutores pueden ayudar a restablecer la salud digestiva ofreciendo una dieta especial que recomiende el veterinario.

Por otro lado, en los casos más graves puede ser necesario aplicar algún medicamento, y si hay una deshidratación alta, la administración de sueroterapia.

En los eventos de colitis crónica el veterinario determinará qué es preciso para remitir la enfermedad. Por ejemplo, antibióticos, antidiarreicos o antiparasitarios para las causas infecciosas. Si es necesario, se pueden plantear intervenciones para retirar masas rectales, pólipos o tumores —tras una colonoscopia y biopsia previa—.

Además de todo esto, un buen manejo dietético es clave para el tratamiento de la colitis en perros. La dieta debe estar controlada de forma exclusiva, sin dar al animal ningún otro tipo de alimento o golosinas.

Se requieren por lo menos unos dos meses o más tras el diagnóstico para que la dieta surta efecto en el tratamiento de la colitis en perros.

Algunos remedios naturales basados en estas dietas controladas también pueden ayudar a recuperar un tránsito intestinal adecuado. A continuación, te mostramos algunos ejemplos.

Carnes y verduras muy digeribles

Si el tutor siente predilección por una dieta natural o si la intención es cambiar el pienso de un perro que sufre colitis, es muy importante prestar especial atención en sus ingredientes principales.

Las proteínas tienen que ser de origen animal, fácilmente digeribles e hipoalergénicas. La carne de conejo es una fuente muy recomendable para estos perros, también el pavo o el pescado.

Las verduras y frutas también deben ser fáciles de digerir y ricas en fibras, como manzanas, calabazas, patatas o zanahorias.

Aceite de salmón

Los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias. Se encuentran en una proporción abundante en los aceites de pescado, como el aceite de salmón, que también contiene ácidos omega-6. Además, tienen otras propiedades muy beneficiosas.

Es fácil incorporar estos suplementos en la dieta del can, ya que se venden en cápsulas o como aceite añadido a su pienso.

Yogur y kéfir: probióticos naturales

Los probióticos son beneficiosos para tratar los síntomas de enfermedades relacionadas con la colitis, como la enfermedad del intestino irritable, que presenta una deficiencia tanto de bifidobacterias como de lactobacilos.

Estos microorganismos están presentes en alimentos como el yogur, el kéfir o como suplementos nutricionales en forma de pastillas. Una flora intestinal saludable siempre es uno de los primeros pasos para atajar cualquier enfermedad gástrica.

La glutamina es beneficiosa para la salud intestinal

La glutamina es un aminoácido presente de forma natural en el organismo, pero con ciertas enfermedades puede verse disminuida su cantidad en sangre.

Como suplemento alimenticio, este aminoácido puede ayudar a reconstruir el revestimiento intestinal que se ve afectado en la colitis en perros. Con esto se favorece la absorción de proteínas y se limita el sobrecrecimiento bacteriano.

Una serie de alimentos sanos genéricos.

Como hemos podido ver, la colitis en perros requiere de un tratamiento multidisciplinar. Los mejores resultados se reportarán si el tutor y el veterinario trabajan de forma conjunta con el fin de evitar el malestar gástrico del animal.

  • Affinity petcare. Colitis en perros síntomas, diagnóstico y tratamiento.
  • Colitis linfoplasmocitaria canina: un hallazgo frecuente en la exploración colonoscópica. Rev. AVEPA, 23 (1): 13-17,2003.
  • Rao, R., & Samak, G. (2012). Role of Glutamine in Protection of Intestinal Epithelial Tight Junctions. Journal of epithelial biology & pharmacology5(Suppl 1-M7), 47–54.
  • Biourge, V., Vallet, C., Levesque, A., Sergheraert, R., Chevalier, S., & Roberton, J. L. (1998). The use of probiotics in the diet of dogs. The Journal of nutrition128(12), 2730S-2732S.