Rescate de 20 000 pollitos abandonados en el aeropuerto de Barajas

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Miles de pollitos fueron abandonados en condiciones inhumanas cuando nadie quiso hacerse cargo de ellos en la comunidad de Madrid (España).

En los últimos días, muchos periódicos españoles hablan sobre la terrible noticia de unos 20 000 pollitos abandonados en el aeropuerto de Barajas (Madrid) el primer fin de semana de octubre. El impactante suceso ha trascendido debido a la crueldad de las condiciones en las que la Policía Nacional encontró a los animales.

Por otro lado, es asombrosa la cantidad de información contradictoria que aparece si se busca más información sobre los hechos. ¿20 000 pollitos muertos? ¿Abandonados? ¿Los han acogido una, dos o cuatro protectoras?

A continuación, recabamos toda la información disponible para intentar esclarecer qué sucedió realmente para que los animales acabaran en esta situación.

¿Cómo terminaron los pollitos abandonados en el aeropuerto?

Hasta el momento, se sabe que la Policía Nacional llegó al lugar de los hechos al conocer la noticia de la presencia de varios palés abandonados en el aeródromo. Cuando llegaron los agentes, descubrieron lo que parecían pollitos entre una gran cantidad de cartón deshecho por las lluvias de aquellos días.

Según relatan los policías, el cargamento debía llegar a África, donde los pollos serían criados para ser gallinas ponedoras. Por otro lado, otros periódicos cuentan que iban a granjas de engorde. En algún momento, el cliente rechazó el envío en el último momento y los pollitos quedaron sin dueño. 

Por el contrario, la policía cuenta que los pollitos abandonados en el aeropuerto de Barajas no fueron rechazados por el cliente. No pudieron viajar por el estado de los palés, ya que fueron depositados a la intemperie mucho antes de que el avión tuviera que despegar. ¿Quién pudo dejarlos así?

pollitos abandonados en el aeropuerto.

¿Cuántos pollitos han fallecido en el aeropuerto?

Casi todos los titulares cuentan que son alrededor de 20 000 los pollitos rescatados o abandonados en el aeropuerto de Barajas. Sin embargo, cuando se accede a la información aportada por la Policía Nacional, los números cambian.

En total llegaron al aeródromo unos 26 000 pollitos, de los cuales 6 000 ya habían muerto cuando llegaron los agentes. Los 20 000 restantes estaban en su mayoría agonizando por las consecuencias del abandono, pues llevaban días a la intemperie, sin comida y hacinados.

El resto de pollitos fueron muriendo poco a poco y, al final, solo unos 3 000 animales han conseguido llegar a buenas manos. Según la policía, se hicieron cargo de ellos dos protectoras, otro periódico nombra solo a una y otro habla de cuatro protectoras diferentes. ¿Dónde están ahora los pollitos abandonados en el aeropuerto de Barajas?

Las protectoras de animales que han acogido a los pollitos

A pesar de las contradicciones con respecto al paradero de los 20 000 pollitos abandonados en el aeropuerto, hemos conseguido descubrir dónde han acabado.

Por fortuna, algunos de los datos eran correctos, pues los animales se encuentran repartidos entre cuatro protectoras y santuarios madrileños: ALBA, Animal rescue, Salvando peludos y ANAA . 

Si realizas una búsqueda rápida por sus redes sociales podrás comprobar cómo todas ellas muestran a los pollitos bien abrigados en incubadoras con lámparas de calor. Parece que es cierto que, en un principio, los animales se fueron a dos protectoras, las cuales los repartieron entre otros santuarios debido al gran volumen de individuos.

Por desgracia, como ocurre casi siempre en estas situaciones, las protectoras se ven faltas de medios económicos y de material para hacer frente a estos imprevistos.

Las lámparas de calor que tienen y las incubadoras no son suficientes para tantos animales, por lo que muchos de los pollitos —en un estado muy delicado de por sí— no consiguieron sobrevivir a la primera noche.

Asimismo, muchos de los animales se encuentran ahora en casas de acogida mientras esperan una adopción responsable. En ningún caso se dará a los pollitos para consumo humano, así que al menos los supervivientes han sido librados de este trágico final.

Ahora queda por delante una dura batalla para encontrar a los responsables de este gravísimo caso de maltrato animal. Aunque endurecer las penas por tales hechos parezca una solución, en realidad se requiere de mucho más.

Tres pollitos en un ambiente natural.

Las personas deben concienciarse sobre lo que significa ser un ser vivo con emociones, sensibilidad y la capacidad de sufrir dolor. Si esto no sucede a nivel general en la sociedad, hechos como este seguirán sucediendo.

Los animales no son objetos destinados al antojo humano y deben ser tratados con el mayor de los respetos, sobre todo cuando muchos de ellos nos alimentan, nos acompañan y nos ayudan a descubrir curas a las enfermedades.