La resistencia del lobo al correr

28 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por El biólogo Jose Maria Rodriguez Diaz-Sarabia
¿Sabías que el lobo es uno de los mejores atletas que existen entre los mamíferos carnívoros? Descubre aquí algunas de las envidiables características físicas de este notable animal.
 

A las personas a las que nos gustan los perros, poder ir a la playa, al monte o a un parque, dejar suelto al animal y verle correr, es una de la mejores experiencias que podemos tener. Lo que nos transmiten visualmente con su comportamiento a través del lenguaje corporal es algo inexplicable, pero ¿cuántas veces nos hemos preguntado si no habremos sobre esforzado al animal jugando y corriendo con la pelota?

No debemos olvidar que, los perros, al igual que todas las especies de la Tierra, tienen unos antepasados no domesticados completamente preparados para la vida en la naturaleza. Este es el caso del lobo, y aquí te mostramos su inusitada resistencia al correr, entre otras capacidades asombrosas.

La respuesta se encuentra en los genes

Para buscar una respuesta adecuada ante el sobre esfuerzo físico canino, dejando a un lado la raza, edad, sexo y otras características relevantes, deberíamos empezar por el principio, es decir, atender a la posición de los canes en el árbol filogenético para adentrarnos en sus orígenes.

En este caso, sabemos que el perro doméstico es un mamífero perteneciente a la familia Canidae, en la que nos vamos a fijar en el lobo (Canis lupus sp.). El lobo, sí, porque es de quien desciende el perro (Canis lupus familiaris). El siguiente paso sería fijarse en los hábitos, para así intentar saber qué características puede tener el lobo, entre ellas las físicas. Por supuesto, hacemos referencia al lobo en su medio natural, no en cautividad.

 
Un perro lobo
Los híbridos entre perros y lobos son la prueba viviente de la cercanía filogenética entre ambos animales.

El lobo como atleta

El lobo es un animal que caza en manada y recorre largas distancias para poder alimentarse. Es un corredor de resistencia, un maratonista de pura cepa. Se trata de un atleta de fondo que puede mantener una velocidad de 10 – 15  km/h de forma constante durante un tiempo prolongado, tanto en actividades de caza como en otros desplazamientos.

Por otra parte, puede llegar a alcanzar una velocidad punta de 65 km/h durante un tiempo más breve (unos 20 minutos). Para ponernos en situación y hacernos una idea de lo que esto significa, nos vamos a fijar en Usain Bolt, celebrado atleta que llegó a a correr a 45 km/h en el tiempo que dura una carrera de 100 metros lisos (menos de 10 segundos).

Características físicas

¿Cómo logra el lobo esa resistencia y velocidad? La respuesta es que tiene una anatomía muy definida para ello. A continuación, te mostramos algunas de sus adaptaciones para la carrera:

  • Físico delgado y esbelto.
  • Músculos desarrollados.
  • Tórax estrecho.
  • Patas más largas que las de otros cánidos.
  • Musculatura dorsal (espalda) muy desarrollada.

Vamos a profundizar un poco más. Sus patas delanteras son más robustas que las traseras y en las zarpas tienen unas membranas interdigitales (entre los dedos) y al igual que otros animales, como por ejemplo los gatos, solo apoya los dedos para andar. Estas características son las que le ayudan a equilibrar el peso en terrenos nevados impidiendo que se hunda, lo que le otorga una gran ventaja sobre sus presas.

 

Otra adaptación que presenta el lobo en las zarpas son unas almohadillas gruesas, que le proporciona una mayor resistencia y amortiguación cuando camina o corre, algo muy útil para animales que recorren grandes extensiones de terreno.

Asímismo, en las patas delanteras, las articulaciones de los codos están orientadas hacia dentro mientras que las zarpas lo están hacia fuera, lo que les permite mover las dos extremidades del mismo lado en el mismo plano, lo que su vez les ayuda a mantener el equilibrio y les confiere una mayor velocidad.

Un lobo corriendo en la nieve.

Un superviviente nato

En conclusión, el lobo es un ejemplo que la naturaleza nos da de una adaptación representada muchas veces en las características físicas de un animal según su modus vivivendi. Vemos que el lobo no es el más rápido de los mamíferos carnívoros, pero sí uno de los más atléticos.

Estamos ante un animal experto en las carreras de fondo, pues presenta una resistencia que ya quisiera tener cualquier fondista. La naturaleza otorga a los depredadores estas adaptaciones, pues en un ambiente inhóspito, la caza de una presa puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

 

 

 

Mech, L. D. (1974). Canis lupus. Mammalian species, (37), 1-6. Vilà, C., Amorim, I. R., Leonard, J. A., Posada, D., Castroviejo, J., Petrucci‐Fonseca, F., ... & Wayne, R. K. (1999). Mitochondrial DNA phylogeography and population history of the grey wolf Canis lupus. Molecular ecology8(12), 2089-2103.