Por qué restringir el aceite del árbol del té en las mascotas

02 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Natalia Laguna
Usar la medicina natural en ti y en tu mascota es siempre una opción muy saludable. Aún así, es necesario conocer como actúa la planta y luego aplicarla. Veamos lo que ocurre con el aceite del árbol del té en mascotas.

A todos los que nos gusta el empleo de la medicina natural no nos falta el aceite del árbol del té en nuestra botica natural. Pero, al igual que con todas las plantas medicinales, es necesario conocer perfectamente su uso para que su propiedad medicinal actúe correctamente.

El aceite del árbol del té se conoce ampliamente por su principal propiedad natural como antifúngico, aunque también es conocida su propiedad como ahuyentadora de parásitos debido a su intenso aroma. Debido a estas cualidades y por ser un remedio natural, parecería una panacea para usarlo en las mascotas.

Pero hay que tener cuidado: aunque en humanos se emplee en su total concentración, hay que restringir la concentración en el uso del aceite del árbol del té en las mascotas.

Usar plantas medicinales en vez de medicamentos químicos siempre será una buena elección. Pero, se debe hacer una revisión de los usos de la planta objeto antes de usarla. Si no se usa correctamente, puede que sus efectos no sean los buscados.

El aceite del árbol del té se extrae de las hojas del árbol Melaleuca alternifolia. Estos árboles se encuentran en climas subtropicales, principalmente en Australia, aunque también crecen en España, Portugal y algunas regiones meridionales de Estados Unidos.

Los seres humanos empleamos este aceite para tratar problemas de la piel como picaduras, mordeduras, quemaduras e incluso en vahos para problemas respiratorios. También es un excelente antimicrobiano en infecciones fúngicas y popularmente se usa como ingrediente de lociones y hasta en pasta de dientes.

Parece una planta muy completa, pero conozcamos cómo usarlo en mascotas.

Intoxicación canina por plantas

Restricciones del uso del aceite de árbol del té en mascotas

Cuando empleamos remedios de medicina natural podemos realizar los preparados directamente con las plantas recolectadas por nosotros mismos.

En otros casos quizá sea más complejo el poder recolectar la plantas u obtener el aceite esencial. Este es el caso del aceite del árbol del té, pues no todo el mundo tiene un alambique para extraer su aceite, sin contar con la elevada cantidad de hojas que se tienen que recolectar para obtener una buena cantidad de aceite.

En estos casos, lo más lógico es recurrir directamente a la herboristería para conseguir el aceite. Generalmente, estos preparados vienen a una concentración del aceite al 100%. El ser humano lo aplica directamente en la piel, o unas gotas en agua en el caso de los vahos.

El empleo del aceite del árbol del té en mascotas debe ser a una concentración menor. De hecho se aconseja que esta concentración se encuentre entre el 0,1 – 1,00 %.

Para preparar aceite de árbol de té para la mascota a una concentración del 1%, se debe mezclar una parte del aceite con 99 partes de agua. Es decir, un mililitro del aceite del árbol de té en 99 mililitros de agua.

Problemas derivados del uso a altas concentraciones del aceite del árbol de té en mascotas

En mascotas el aceite del árbol del té nunca nunca se debe administrar de manera oral. Siempre se usará de manera tópica y en la concentración indicada.

Algunos de los problemas derivados del empleo de este aceite en altas concentraciones en mascotas son:

  • Erupciones cutáneas.
  • Depresión.
  • Debilidad.
  • Vómitos y/o convulsiones.
  • Colapso y daño hepático.
  • Debilidad muscular e incluso temblores musculares.
  • Aumento de la salivación.
  • Severa disminución en la temperatura corporal.
  • Diarrea si el aceite es ingerido.
  • Posible neumonía si el aceite es inhalado.

Como se puede observar, son varios los problemas que se causan a la mascota empleando el aceite del árbol del té de la misma manera que se aplica al cuerpo.

Acéite del arbol del té y ramas.

Usos del árbol de té en mascotas

Siempre y cuando se respete la concentración, el uso de este aceite suele tener efectos positivos sobre las mascotas.

Los principales usos en animales son como antiséptico, fungicida, bactericida, cicatrizante, antiinflamatorio y desodorante.

Contra parásitos externos

Uso efectivo para ahuyentar pulgas y garrapatas, e incluso para los hongos. En el caso de las pulgas y las garrapatas tiene un efecto muy rápido, pero en el caso de los hongos la aplicación deberá de ser periódica.

Bastará con realizar un preparado a la concentración anteriormente indicada en un pulverizador. Es necesario agitar suavemente la mezcla antes de usarla, para que el agua y el aceite estén perfectamente mezclados.

Para afecciones de la piel

Siempre que se encuentre una zona inflamada o irritada en la piel de la mascota también se puede emplear este aceite. Pero es necesario recordar que nunca se debe usar en una herida abierta, sería demasiado irritante su efecto y el problema empeoraría.

Complemento para el baño

El aroma del aceite del árbol del té es intenso y agradable. Cada animal tiene su propio olor corporal, que en ocasiones no agrada a algún humano. Aunque a las mascotas les gusta su propio olor como parte de su personalidad, este aceite se puede emplear en el baño a modo de desodorante.

Como hemos visto en estas líneas, la medicina natural suele ser una buena opción en la salud de la mascota, pero siempre se debe consultar primero como usar cada remedio. Hablar con un veterinario antes de usar remedios caseros siempre es una buena idea.

 

 

 

 

Melaleuca alternifolia, Wikipedia. Recogido a 30 de Mayo en https://es.wikipedia.org/wiki/Melaleuca_alternifolia Problemas de la piel, Dialnet. Recogido a 30 de Mayo en https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/6327409.pdf