Resuelto el misterio de los elefantes muertos en Botswana

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Muchas hipótesis fueron promulgadas cuando comenzaron a aparecer los cadáveres de elefantes en Botswana, pero parece que ya se ha encontrado la causa.

En mayo de 2020 comenzaron a aparecer elefantes muertos en el delta del Okavango, Botswana. Al principio fueron unos 16 ejemplares, pero en julio ya superaban los 400 individuos muertos. El nerviosismo se sembró entre las distintas instituciones públicas del país, pues no sabían qué o quién estaba matando a los elefantes.

Ahora, cuatro meses después de que se iniciara tal catástrofe ambiental, los expertos parecen haber encontrado al culpable de las defunciones: una cianobacteria.

Aunque aún quedan muchas cuestiones por esclarecer, se han podido tomar ciertas medidas para que no mueran más paquidermos. ¡Te contamos todo sobre el misterio resuelto de los elefantes muertos en Botswana!

Cianobacterias, la causa de los elefantes muertos

Las cianobacterias son los microorganismos fotosintéticos más antiguos del planeta Tierra. Al ser los primeros seres que realizaban la fotosíntesis y liberaban oxígeno, han tenido un fuerte impacto sobre la formación de la atmósfera y la biosfera actuales.

Al tener una historia evolutiva tan sumamente larga, estos microorganismos tienen estrategias para persistir a pesar de los cambios en el ambiente. Así, han sobrevivido a todas las variaciones geoquímicas y climáticas que ha sufrido la tierra durante los últimos 3500 millones de años.

Hoy en día, como consecuencia del cambio climático, las cianobacterias son capaces de formar crecimientos masivos en medios acuáticos y terrestres. Estas floraciones consumen todo el oxígeno y alteran las redes tróficas al impedir el paso de luz.

Uno de los mayores problemas de estos microorganismos es que producen unas toxinas que afectan al sistema nervioso de los animales y provocan la muerte. En su conjunto, suponen una grave amenaza para el agua potable y de riego, la pesca y el uso recreativo de las aguas superficiales de todo el mundo.

Un dibujo de elefantes muertos.

¿Cómo llegaron las cianobacterias a las charcas de las que bebían los elefantes?

Las cianobacterias se encuentran en casi todos los ambientes donde hay luz y oxígeno. La diferencia es que están en un número muy pequeño y forman parte del ecosistema en sí.

Sin embargo, cuando las aguas quedan estancadas, se vierten en ellas productos que aumentan la materia orgánica y además sube la temperatura, se forma el caldo de cultivo perfecto para una floración.

Esto es lo que tuvo que pasar en las charcas de las que bebían agua los elefantes encontrados muertos. Como dijimos, estas cianobacterias producen neurotoxinas que, si no se tratan rápidamente, acaban con la vida del animal.

¿Por qué las cianobacterias solo afectaron a los elefantes?

Otro de los grandes misterios que rodean a la muerte masiva de los elefantes es por qué les afectó solo a ellos. Además de los paquidermos, otros muchos animales de distintas especies bebían de esas aguas y no se registraron cadáveres de ellos.

Por otro lado, los carroñeros que se alimentaron de los cuerpos de los elefantes tampoco mostraron síntomas de intoxicación, un suceso cuanto menos extraño. 

Niall McCann, quien pertenece a la National Park Rescue, organización que tomó las fotografías y denunció el caso de los elefantes, explicó en una rueda de prensa:

«Las neurotoxinas pueden afectar a una única especie, incluso a un único individuo, por lo que es posible que esta toxina afecte a los elefantes debido a algún rasgo fisiológico o anatómico concreto que tengan estos animales».

Para probar la hipótesis de las cianobacterias se debería aislar las toxinas de los cuerpos de los elefantes muertos y contrastarlas con las encontradas en las charcas. Según el veterinario jefe del Departamento de Vida Salvaje de Botswana, las muertes cesaron justo cuando comenzaron a secarse las charcas.

Además, se han tratado a elefantes moribundos con síntomas neurológicos con un tratamiento antagonista y han dado resultados muy positivos.

Aunque quedan por resolver muchas dudas, esta hipótesis es la que tiene más valor hasta ahora. Otras de las posibles causas investigadas fueron la COVID-19, infección por ántrax, furtivismo y envenenamiento, pero todas ellas han sido descartadas.

El cambio climático como precursor de las muertes

Si finalmente se confirmaran las muertes de elefantes como consecuencia de una floración masiva de cianobacterias, el cambio climático sería el agente precursor de todo lo sucedido. 

Existen cientos de investigaciones de los cambios en las poblaciones de cianobacterias de todo el mundo que indican que el cambio climático tanto global como regional, la contaminación y la pérdida de biodiversidad afectan a las floraciones, de forma que las aumentan.

Una calavera de elefante en la savana

En la actualidad, puede verse cómo los estragos del calentamiento global entre otras causas antrópicas están provocando cambios en la conformación de la biosfera y de todos los seres que viven en ella, incluido el ser humano.

La aparición de nuevas enfermedades mortales y la propagación de otras patologías mediadas por parásitos están a la orden del día. Mucho debemos cambiar si queremos seguir viviendo en este planeta.