Serpiente boca de algodón: una depredadora de agua y tierra

05 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La serpiente boca de algodón es una buena nadadora y habita una amplia gama de nichos acuáticos y de humedales: desde pantanos y arroyos, hasta zanjas de drenaje en algunas ciudades del sur de Estados Unidos.
 

La serpiente boca de algodón (Agkistrodon piscivorus) pertenece a la familia Viperidae. Su nombre común proviene de su morfología distintiva, pues el interior de su boca es de un blanco muy pálido, como el algodón.

Usualmente, cuando esta serpiente se siente amenazada, se retira y abre la boca para mostrar sus colmillos. También se conoce  esta especie como mocasín de agua o mocasín de pantano.

Es muy interesante resaltar que esta especie es el único crótalo semiacuático del mundo. Le gustan las aguas con pocas corrientes, por lo que es común encontrarla en lagos poco profundos como arroyos y marismas. También, se pueden encontrar serpientes juveniles lejos del agua, ya que ocasionalmente se desplazan por tierra.

Además, es una excelente nadadora, y esta habilidad hace que ocasionalmente se aventure a salir al mar. Así, gracias a estas travesías, ha colonizando con éxito islas frente a las costas del Atlántico y del Golfo de México.

El nombre científico Agkistrodon piscivorus deriva del griego y se traduce como diente de anzuelo y comedor de peces.

¿Cuál es su distribución geográfica?

La serpiente boca de algodón habita en la mayor parte del sureste de los Estados Unidos. Se pueden encontrar individuos al oeste en Texas, al norte hasta Illinois, y al este hasta la costa atlántica. También se localizan en toda la parte sur de este rango, hasta Florida.

Primer plano de una serpiente boca de algodón.
 

¿Cómo reconocer una serpiente boca de algodón?

La cabeza de este animal tiene forma de triángulo y el perfil del hocico es romo. Típicamente, las cabezas de los adultos son grandes en relación al cuerpo, de color marrón, negro u oliva.

Los adultos tienen en el dorso un patrón de bandas cruzadas con bordes negros a lo largo de sus cuerpos. Cuanto más cerca de la cola, más oscuras las bandas cruzadas, hasta tornarse completamente negras al final de ella. El color principal del patrón de bandas puede ser marrón, gris, bronceado, amarillento, oliva o negruzco.

El patrón de bandas dorsales en las serpientes boca de algodón se desvanece con la edad, y los especímenes mayores son de color marrón oliva, marrón grisáceo o negro casi uniforme.

En general, la serpiente adulta tiene unos 80 centímetros de largo, y excepcionalmente, se han conseguido especímenes de 180 centímetros. Tienen cuerpos gruesos y pesan alrededor de uno a dos kilogramos.

¿De qué se alimenta?

Esta especie de serpientes es carnívora. Sin embargo, dentro de esa categoría, tiene una dieta bastante variada. Estos vipéridos son depredadores importantes de musarañas, además de alimentarse de peces, ranas y otros anfibios, lagartos, tortugas, cocodrilos bebés e incluso serpientes más pequeñas.

También comen pájaros y otros pequeños mamíferos en contadas ocasiones.

Las especies de presa comunes incluyen ranas leopardo del sur (Lithobates sphenocephalus sphenocephalus), bagre (Ictalurus), lubina (Micropterus), juveniles de serpientes de rata negra (Pantherophis obsoletus), o tortugas jóvenes (Chelydra serpentina) entre otras.

 

En general, son hábiles cazadoras tanto en tierra como en el agua, y tienen dos métodos principales de caza:

  • El primero se basa en buscar presas, perseguirlas y atraparlas de forma habitual.
  • Un segundo método que utilizan es la emboscada. Estas serpientes son venenosas, y para sus presas, su mordedura es mortal. Si la presa se aleja después de la mordedura, pueden rastrearla y encontrarla por el olor.

Comportamiento

Las serpientes boca de algodón son  agresivas y muerden al ser molestadas o provocadas. Primero dan señales de advertencia al sacudir la cola de un lado a otro, haciendo un ruido susurrante, levantando la cabeza unos centímetros del suelo y enroscándose mientras exponen su boca blanca abierta.

Además, como mecanismo de defensa o en una situación en la que están amenazadas, también emiten un almizcle maloliente. Las bocas de algodón son venenosas y pueden morder en tierra o en el agua, y son típicamente de hábitos nocturnos.

Detalle de la cabeza de una serpiente boca de algodón.

¿Cuánto puede vivir la serpiente boca de algodón?

Diversos estudios han estimado que de cada grupo de crías, solo de dos a tres llegan a la edad adulta. Esto es porque los juveniles de esta especie sufren altas tasas de depredación.

 

Se ha documentado poca información sobre la vida útil de de la serpiente en cautiverio o en la naturaleza. Sin embargo, la boca de algodón más antigua conocida vivió hasta 24,5 años.

Estado de conservación

La serpiente boca de algodón está catalogada como una especie de “menor preocupación” por la Lista Roja de la UICN. Sus poblaciones parecen ser estables en todo su rango.

Desde una perspectiva amplia, no se conocen peligros importantes. A nivel local, las amenazas incluyen el drenaje de humedales para la agricultura, el desarrollo residencial y comercial, la silvicultura, y la perturbación y muerte directa por parte de los humanos.