El significado evolutivo de ser hermafrodita

13 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga María Muñoz Navarro
En el reino animal pueden darse una serie de factores que impidan la reproducción entre seres del sexo opuesto. Así es como el hermafroditismo se ve favorecido en la naturaleza. A continuación, te contamos la importancia que tiene en el marco evolutivo.
 

Los seres hermafroditas son aquellos que producen gametos masculinos y femeninos. Esta situación está muy extendida en la mayoría de las plantas, pero ¿sabías que el hermafroditismo también ocurre en los animales? A continuación, te mostramos por qué ser hermafrodita puede ser una ventaja evolutiva en el reino animal, y algunos ejemplos.

Sistemas de reproducción

En la naturaleza existen diferentes métodos de reproducción. Estos han ido variando a lo largo de la historia según las ventajas evolutivas que les proporcionaban a cada una de las especies, ya sean de plantas, animales y hasta hongos.

Hay dos sistemas de reproducción generales:

  • Sexos separados o dioecia. Hay seres que son machos y otros que son hembras.
  • Hermafroditismo. Se caracteriza por la presencia de órganos reproductores masculinos y femeninos en el mismo ser.
Estrella de mar: distribución

Ventajas del hermafroditismo

La teoría de asignación de sexo sostiene que el hermafroditismo se ve favorecido por la selección natural cuando el número de descendientes es mayor en hermafroditas que en poblaciones donde los sexos están separados.

Como apunta un estudio de la revista Journal of Evolutionary Biology sobre biología evolutiva, para que se dé el apareamiento, los animales deben desplazarse en busca de su pareja. Si un organismo vive fijo a una estructura, sin movilidad alguna (como los corales o los mejillones), encontrar a otro con el que reproducirse supone todo un desafío.

 

Por otro lado, también puede resultar complicado para los casos en los que el individuo suele hacer la búsqueda del compañero de forma activa, pero para ello tiene que pagar un alto costo de energía. De manera que debe enfrentarse a cómo gestionar el tiempo y este gasto para que le resulte eficiente tanto alimentarse como buscar a dicha pareja.

Los animales pueden encontrar un compañero mientras se alimentan, pero si se centran en la búsqueda de pareja, la comida queda en un segundo plano.

Los hermafroditas son autosuficientes

Hay hermafroditas que pueden autofecundarse, por lo que no necesitan de otro ser para poder reproducirse, aunque esto ocurre de manera excepcional.

Asimismo, mientras que el resto de los hermafroditas pueden aparearse con cualquier individuo que se encuentren, los organismos con sexos separados necesitan sí o sí a otro animal del sexo opuesto. Por tanto, el hermafroditismo supone toda una ventaja en estas circunstancias.

Sin embargo, cuando la búsqueda de pareja es eficaz energéticamente hablando, el hermafroditismo no es una buena estrategia de reproducción. En estos casos, la selección natural deberá actuar para que en esas especies se especialicen en la separación de los órganos sexuales.

El hermafroditismo también es útil cuando la densidad de la población es muy baja, debido a la escasez de individuos.

 Tipos de hermafroditismo

Los hermafroditas producen gametos tanto masculinos como femeninos, no obstante, son puntuales las circunstancias en las que se fecundan a sí mismos.

 

La cantidad y tipo de de gametos va a depender de lo que mejor se ajuste a la actividad física del animal.

Por tanto, según cómo gestionen el número de células sexuales, hay dos tipos de hermafroditismo: simultáneo y secuencial.

Aunque algunas de estas especies pueden alternar entre los dos tipos. Esto dependerá de:

  • la competencia con el animal que se aparee,
  • tamaño de la población,
  • la relación de proporcionalidad entre los sexos.

Hermafroditismo simultáneo

Los animales que practican el hermafroditismo simultáneo son aquellos que cuando encuentran a la pareja, ambos pueden actuar como macho y hembra.

La capacidad de escoger actuar como un sexo u otro puede generar un conflicto,ya que ambos individuos van a elegir el que sea menos costoso.

Hermafroditismo secuencial

En esta ocasión, el propio animal cambia de sexo a lo largo de su vida. Empieza siendo de un tipo y acaba transformándose en el otro. Este cambio de sexo lo llevan programado en los genes y está determinado por el propio entorno.

Animales hermafroditas

El hermafroditismo se da en animales invertebrados y en peces. Estos son algunos ejemplos:

El pez payaso

Estas criaturas experimentan el hermafroditismo secuencial. Los peces payasos nacen siendo machos pero llega un momento en el que cambian de sexo y se vuelven hembras.

También lo hacen cuando mueren las hembras del grupo y así mantienen la prevalencia de la población. Todos estos cambios se encuentran regulados por expresiones hormonales.

 

Caracoles

Los caracoles son el clásico ejemplo de hermafroditismo. Producen tanto gametos masculinos como femeninos, sin embargo, no tienen la capacidad de autofecundarse. Así que, cuando se aparea con su compañero, uno hace de macho y otro de hembra.

Alimentación del caracol

Estrellas de mar

Aunque en las estrellas de mar hay individuos machos y otros hembras, existen algunas especies que son hermafroditas simultáneas y otras, en cambio, hermafroditas secuenciales.

Todo depende del éxito reproductivo

El hermafroditismo o la separación de sexos en una especie se dará dependiendo del éxito reproductivo. La densidad de población, el coste energético y la capacidad de desplazamiento son los factores que más influyen para que exista un tipo de sistema de reproducción u otro.

Finalmente podemos concluir que la baja densidad de población y la lentitud favorecen al hermafroditismo. Mientras que si hay una población constituida por un gran número de individuos, donde además todos se mueven eficazmente, se verá favorecida la separación de sexos.

Con este último argumento muchos científicos afirman que la separación de sexos procede del hermafroditismo.

 

 

 

  • https://allyouneedisbiology.wordpress.com/tag/hermafroditismo-secuencial/#:~:text=El%20cambio%20de%20sexo%20en%20el%20reino%20animal%20es%20un,en%20el%20que%20se%20desarrolla.
  • Eppley, S.M. and Jesson, L.K. Moving to mate: the evolution of separate and combined sexes in multicellular organisms. J-Evol. Biol. (2008) 21(3):727-736.
  • Kebir, A., Fefferman, N.H., and Ben, M.S. Understanding hermaphrodite species through game theory. J. Math. Biol. (2015) 71(6-7):1505-1524.
  • Puurtinen, M. and Kaitala, V. Mate-search efficiency can determine the evolution of separate sexes and the stability of hermaphroditism in animals. Am. Nat. (2002) 160(5):645-660.