¿Son los perros conscientes de la muerte?

18 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
La muerte es un proceso por todos temido, pues nadie está preparado para la pérdida permanente de un ser querido. Los perros, a su manera, también son capaces de mostrar su dolor ante tan difícil situación.

La muerte es un tema espinoso pero inevitable, pues si algo tenemos en común todos los seres vivos del planeta, es que en algún momento debemos entrar a términos con ella. Si existe una «maldición» propia del ser humano, de todas formas, es que somos los únicos seres vivos que tenemos claro que nuestra vida va a finalizar, cosa que hasta ahora no ha sido probada en el resto de animales.

Es por ello que el existencialismo y otras cuestiones filosóficas son corrientes reservadas únicamente al pensamiento humano. Pero ¿Son los perros conscientes de la muerte? ¿cómo reaccionan ante la pérdida de un ser querido? Si quieres saber más acerca de este triste pero interesante tema, te animamos a seguir leyendo.

Sobre el final de la vida

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) la muerte se define como la cesación o término de la vida. Desde un punto de vista más biológico, podemos decir que morir es un efecto terminal que resulta de la extinción del proceso homeostático (es decir, la capacidad de mantener el equilibrio interno) en un ser vivo, y con ello, el fin de la vida.

Por desgracia, la muerte va mucho más allá de un desbalance celular. La falta de un ser querido, para los que permanecen, se transforma en vacío, dolor, sensación de irrealidad y una falta de aceptación de que alguien que antes formaba parte de nuestras vidas ya no está.

Por desagradable que pueda parecer, hemos de entrar a términos con que los humanos no estamos preparados para comprender a la muerte en su totalidad.

Pero ¿cuál es el caso de los canes? ¿son los perros conscientes de la muerte? ¿echan en falta a un ser querido cuando este desaparece? A continuación, te mostramos la respuesta con evidencias científicas.

El final de la vida.

¿Son los perros conscientes de la muerte?

No podemos tener una respuesta a ciencia cierta a esta pregunta. Demostrar empíricamente que un perro entiende la muerte es cuanto menos complejo. Lo que sí que se ha descubierto, a partir de estudios científicos, es que los canes lamentan la pérdida (mourning en inglés) de un ser querido.

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA) realizó un estudio en lo referente a este tema en el año 1996. En este, se monitorizaron diversos estados emocionales en perros que habían experimentado la pérdida de un compañero canino. Los resultados fueron los siguientes:

  • El 36 % de los canes mostraron una pérdida de apetito significativa tras la muerte del perro que les acompañaba.
  • El 11 % de ellos se negaron a comer en toda situación.
  • El 63 % de los canes mostraron variaciones en sus vocalizaciones. Algunos aullaban mucho más, otros estaban más callados.
  • Algunos canes dormían más, mientras que otros sufrían insomnio. Muchos perros optaron por cambiar de lugar de descanso tras la muerte de su compañero.
  • Los perros supervivientes a la muerte de su compañero, en general, se volvían mucho más necesitados de afecto con sus tutores.

Este estudio demostró que el 66 % de los canes monitorizados sufrían cuatro o más cambios comportamentales asociados al fallecimiento de un ser querido. Por lo tanto, aunque no sepamos si los perros son conscientes de la muerte o no, sí que es claro que sufren la pérdida.

¿Qué sucede cuando fallece el tutor?

Otras fuentes señalan que, además de sufrir la pérdida de otro can, los perros pueden llegar a pasarlo realmente mal cuando su tutor fallece. Se calcula que aproximadamente dos de cada tres canes sufren síntomas de ansiedad por separación cuando su dueño desaparece. Entre los síntomas más comunes encontramos los siguientes:

  • Pérdida de energía y desinterés por juegos y actividades de estimulación.
  • Más tiempo de descanso y reducción de interacciones sociales con otros componentes de la familia.
  • Pérdida de peso y anorexia.

Como podemos observar, los síntomas de dolor posteriores a la pérdida de un tutor son muy similares a los producidos con la muerte de otro compañero canino. Algunos canes serán capaces de superar este episodio traumático y formar nuevos lazos con otros individuos, mientras que otros pueden requerir de atención profesional para combatir su depresión.

Un perro y su dueño se dan la mano.

Dolor natural

Como hemos visto en estas líneas, aunque no se tenga evidencia de que los perros sean conscientes de la muerte, está claro que sienten sus resultados. Por ello, en caso de la pérdida de una de las mascotas de la casa, es deber del tutor aportar al can aún más cariño, pasar más tiempo con él y otorgar a su entorno de aún más estímulos en su ausencia.

La muerte, en general, es un tema para todos espinoso, pues se trata de un proceso natural pero inconcebible para la mayoría de las personas. Lo más importante es siempre tener claro que el dolor deja paso al recuerdo, y que el ser vivo perdurará siempre en la memoria de aquellos que un día lo amaron.

  • Do dogs mourn? VCA. Recogido a 17 de agosto en https://vcahospitals.com/know-your-pet/do-dogs-mourn
  • Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales. Recogido a 17 de agosto en https://www.aspca.org/