Conoce al tapir, el pariente desconocido del rinoceronte

10 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El tapir realiza una función importante como dispersor de semillas en los bosques de tierras bajas, y además, es una criatura importante para los pueblos de la región. Por su imponente figura, forma parte de la cosmovisión de muchas etnias indígenas.

El tapir es una criatura primitiva. Según el registro de especies fósiles, sus ancestros ya habitaban en la región Eurasiática hace unos 55 millones de años. A lo largo de su vida en el planeta, se extinguieron nueve de los 10 géneros de la familia de los tapíridos.

Actualmente, de entre las muchas familias del orden de los perisodáctilos, solamente sobreviven los tapires y los rinocerontes del grupo de los ceratomorfos. Es curioso saber que una de sus marcas anatómicas se ha mantenido inalterable desde entonces: el número impar de dedos terminados en pezuñas en las patas traseras.

El tapir recibe una larga lista de nombres comunes como danta, anta, tatabra, mbeorí, mboreví o sachavaca. En los pueblos indígenas del amazonas venezolano se los conocen como Dasdil, según los waraos; y como Shama, entre los yanomamis.

¿Dónde habita el tapir?

Actualmente, ya no quedan tapíridos en el norte de Eurasia, el territorio original del grupo. Es interesante observar que los pocos cambios que ha sufrido el grupo a lo largo de su evolución, indican su buena adaptación al hábitat que ocupa.

Los tapíridos actuales están incluidos en un único género, con tres especies en Centro y Sur América y una en la península Malaya y la isla de Sumatra. No importa la región, pues todos los tapires viven en áreas con una buena fuente de agua, incluidos bosques, selvas tropicales, montañas y praderas.

  • Tapirus indicus, Tapir Malayo o Asiático: en el Sur de Burmania, Malasia, y Sumatra
  • Especie Tapirus bairdii, Tapir Bairdii o tapir centroamericano: desde el Sur de México al norte de Colombia y este de los Andes del Ecuador.
  • Tapirus terrestris, Tapir brasilero o tapir terrestre: habita en Colombia y Venezuela al Norte de Argentina y Sur de Brasil.
  • Tapirus pinchaque o Tapir de montaña: habita en la Cordillera de los Andes desde el noroeste de Venezuela, Colombia y Ecuador hasta noroeste de Perú.
Un tapir joven sobre un fondo blanco.

¿Cuáles son los rasgos típicos del tapir?

El tapir es el herbívoro más grande del nuevo mundo. Dependiendo de la especie, un sujeto adulto puede alcanzar de 200 a 360 kilogramos. En general, los rasgos característicos de los tapires son el cuerpo sólido, el rabo y las patas cortas, la cabeza grande y el cuello reducido.

Destaca la anatomía facial del tapir, que es muy especializada. Su cráneo posee un conjunto de características óseas peculiares que han evolucionado para el desarrollo de una trompa corta y flexible.

Es interesante conocer que la trompa del tapir es en realidad el labio superior y la nariz. La flexibilidad de la trompa le permite agarrar cosas, y la usan para arrancar hojas y frutos de los árboles.

Cuando se sienten amenazados, los tapires se sumergen en ríos y bucean usando sus hocicos como un tubo respirador. La especie asiática tiene una trompa más grande.

Comportamiento del tapir

Según estudios, aunque no son exclusivamente nocturnos, tienden a refugiarse en el bosque durante el día y salen a alimentarse por la noche. En general, los tapires son criaturas poco sociales, no parecen tener relaciones complejas. Aunque generalmente son tímidos, son agresivos mientras compiten por compañeros o defienden territorios.

Los tapires tienen un período de gestación relativamente largo de 13 meses y producen una sola cría por camada.  Cabe señalar que el pelaje de las crías es muy diferente del de los adultos. Poseen un patrón de camuflaje que recuerda a una sandía, con rayas marrones y beige que pierden a medida que crecen.

Por otro lado, el destete de la cría ocurre alrededor de los 10 a 12 meses de edad. De dos a cuatro años de edad, los pequeños están listos para aparearse y pueden vivir de 25 a 30 años.

Los tapires producen varias vocalizaciones

De acuerdo a diversos estudios, los tapires producen un chillido para expresar miedo, angustia o dolor. Además, vocalizan un “clic” para identificarse entre la misma especie, particularmente durante la temporada de apareamiento. También, muestrna agresión con un resoplido nasal, y cuando se irritan, hacen un ruido de resoplido.

Un tapir adulto.

Estado de conservación

Las especies de tapir están clasificadas como Vulnerable por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Aunque se necesitan más estudios para determinar las densidades y tendencias actuales, se cree la población de tapires está disminuyendo en todo su rango geográfico.

Las principales amenazas incluyen la caza (por su carne y su piel), la competencia de hábitat con el ganado y la fragmentación del hábitat debido a la deforestación. Aunque están legalmente protegidos de la caza, esta sigue ocurriendo en numerosas áreas protegidas.

Cabe destacar que dada su variada alimentación de frutos, hojas, flores y corteza, las especies de tapir juegan un papel muy importante como diseminadores de semillas. En función de este hecho, se los considera arquitectos del paisaje y especies clave para la conservación del ecosistema donde viven.