La temperatura de incubación de los huevos del cocodrilo

28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los cocodrilos provienen de un antiguo y exitoso linaje. Para estas especies, el desarrollo de los embriones en el nido puede estar determinado por varios factores ambientales.

El cocodrilo es un animal fascinante que está emparentado con las aves, los dinosaurios y los pterosauros. A pesar de numerosos estudios, aún no se ha definido exactamente el número de especies que constituyen el orden ni se han aclarado las relaciones entre ellas.

Así, algunos autores consideran que el orden Crocodylia está constituido por tres familias: Alligatoridae, Gavialidae y Crocodylidae.

En esta última agrupación se reconocen dos subfamilias: Crocodylinae (que engloba los géneros Crocodylus y Osteolamus) y Tomistominae (con un género único Tomistoma). En esos géneros se distribuyen un total de 23 especies.

Rasgos comunes de la biología del cocodrilo

Resulta interesante conocer que todas las especies vivas de cocodrilos son carnívoros acuáticos generalistas (estrictos). Además, todos participan en vocalizaciones de apareamiento, son ovíparos y exhiben un cuidado parental considerable para sus huevos y recién nacidos.

Cabe señalar que los huevos de algunos reptiles, como los cocodrilos y algunas tortugas, pasan por un proceso de determinación del sexo dependiente de la temperatura (TSD, de sus siglas del inglés).

Gracias a este fenómeno, la temperatura del ambiente que prevalece durante el desarrollo de los huevos determina el sexo del individuo.

Biodiversidad del cocodrilo: por sus nido lo conocerás

A pesar de las similitudes, la ecología reproductiva y el comportamiento de los cocodrilos exhiben una diversidad intrigante.

Un ejemplo importante es el modo de anidación: algunas especies excavan un nido, mientras que otras construyen un montículo con la vegetación circundante. Este es un comportamiento que sorprende a los investigadores que se ha discutido pero sigue sin resolverse.

Además, cuando se consideran diversas especies de cocodrilos más allá del hábitat de anidación, el comportamiento de los padres y la producción de los huevos varían mucho entre grupos.

En este sentido, la marcada variación en la masa del huevo, el tamaño de la nidada y la frecuencia de la misma parecen estar asociados al tamaño de la madre. Sin embargo, según expertos, aún no ha surgido ninguna explicación para la diversidad del comportamiento reproductivo.

Un cocodrilo sale de un huevo.

Periodo de incubación de los huevos de cocodrilo

El número de huevos varía entre especies. En general, a finales de junio y principios de julio, la hembra pone de 35 a 50 huevos, pero algunas hembras pueden llegar a poner hasta 90. Luego, los huevos se cubren con vegetación y eclosionan después de un período de incubación de 65 a 90 días.

Resulta interesante conocer que los nidos de cocodrilo en ocasiones son utilizados por otros reptiles (por ejemplo las tortugas) para su propia deposición e incubación de huevos.

Eclosión de los huevos

Cuando los huevos están listos para eclosionar, los jóvenes caimanes comienzan a hacer ruidos agudos desde el interior del huevo. Ante el llamado, la madre acude y los cocodrilos bebés salen del cascarón.

Cabe señalar que los cocodrilos son el único orden de reptiles que ofrecen cuidado materno a sus crías durante estos primeros años de vida.

Sin embargo, a pesar del feroz cuidado maternal, solamente una minoría de alrededor del 20 % de los caimanes jóvenes logra sobrevivir a los ataques de depredadores.

¿En qué consiste la determinación de sexo dependiente de la temperatura?

En la actualidad, existen varias hipótesis que intentan definir cómo la temperatura influye en la determinación sexual en los reptiles. La primera sugiere que las hormonas esteroides representan un factor importante en la determinación sexual.

Esta teoría supone que las enzimas que sintetizan las hormonas se almacenan en la yema de huevo. La temperatura actuaría sobre esta actividad enzimática, favoreciendo o no la producción hormonal.

Además, otra hipótesis afirma que la influencia de la temperatura esta mediada por la producción de un neurotransmisor activo en el eje hipotalámico-pituitario-gonadal.

La última teoría establece que la gónada del embrión es capaz de monitorizar la temperatura y que un receptor o factores epigenéticos pueden estar involucrados en la determinación del sexo en reptiles. Recientemente ha surgido más evidencia para corroborar esto último.

Huevo y cocodrilo.

En resumen, la determinación sexual por temperatura es un problema muy complejo, en el que muy posiblemente están involucrados los procesos genéticos, epigeneticos y fisiológicos esbozados en todas estas hipótesis. Entender este fenómeno es importante para poder favorecer el nacimiento de individuos de ambos sexos.

  • Martínez-Juárez, A., & Moreno-Mendoza, N. (2019). Mechanisms related to sexual determination by temperature in reptiles. Journal of thermal biology, 102400.
  • Murray, C. M., Crother, B. I., & Doody, J. S. (2020). The evolution of crocodilian nesting ecology and behavior. Ecology and Evolution, 10(1), 131-149. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/ece3.5859
  • Rodríguez, M. A. (2000). Cocodrilos (Archosauria: Crocodylia) de la RegiónNeotropical. Biota Colombiana1(2), 135-140.
  • Thorbjarnarson, J. B. (1996). Reproductive characteristics of the order Crocodylia. Herpetologica, 8-24.