Todo lo que debes saber sobre los nidos de las aves

16 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Las aves pueden dedicar mucho tiempo a la construcción de su nido, el cual solo utilizarán durante la época de cría.
 

No hace falta ser un experto en la materia, ni ir al campo todos los días, para observar los nidos de las aves. En nuestros pueblos y ciudades anidan decenas de especies distintas de paseriformes o aves cantoras, incluso rapaces.

Muchos lugares de nidificación son, ni más ni menos, que nuestras propias casas. Aves como las golondrinas, los vencejos y los aviones, utilizan las fachadas de nuestros edificios o pequeñas aperturas en la pared para construir su nido.

Dependerá de la especie, pero en muchas ocasiones, los nidos son utilizados año tras año por la misma pareja de pájaros. Por ello, es muy importante respetarlos, incluso cuando la ley permite su destrucción en el momento en el que las aves no estén criando.

Los pájaros que viven en nuestras urbes tienen un papel ecológico fundamental y muy beneficioso para las personas. Estas tres especies mencionadas, se alimentan de insectos voladores, como son los molestos mosquitos. 

Por otro lado, los nidos pueden ser utilizados para identificar a la especie propietaria. Cada ave tiene su propio tipo, que es exclusivo, aunque pueda variar poco entre ciertas especies. Si quieres aprender más sobre estas curiosas estructuras, te animamos a seguir leyendo.

Un nido sobre fondo blanco.
 

¿Con qué están fabricados los nidos de las aves?

Los nidos de las aves son ‘edificaciones’, realizadas por ellas mismas, que tienen como misión mantener a salvo, con buena temperatura y humedad los huevos y polluelos. 

Como dijimos, los nidos varían enormemente entre especies, sino es por su forma, será por el material empleado o por su localización. La diversidad de elementos que las aves pueden utilizar para construirlos es enorme. Te mostramos algunos ejemplos de materiales y aves que los emplean:

  • Hierbas verdes. Tejedor común (Ploceus cucullatus). Estas hierbas, en ocasiones pueden ser aromáticas, lo cual sirve como repelente de insectos parásitos.
  • Musgos y líquenes. Chochín (Troglodytes troglodytes).
  • Ramas de distintos tamaños. Las cigüeñas las utilizan muy grandes (Ciconia ciconia) y muy pequeñas los pardillos (Carduelis cannabina).
  • Plumas que, según las investigaciones, previenen la proliferación de bacterias en los nidos. Estornino negro (Sturnus unicolor).
  • Pelo de animales. Jilguero (Carduelis carduelis) y ruiseñor​ (Luscinia megarhynchos).
  • Barro. Hornero común (Furnarius rufus) y golondrina común (Hirundo rustica)​.
  • Telarañas. Algunas aves, como el mito común (Aegithalos caudatus), utilizan telarañas, entre otros materiales, para crear su elaborado nido.

La complejidad de los nidos

Cada especie de ave emplea un tiempo determinado en la construcción del nido. Lo que tardan suele depender de su complejidad y, además, de si hacen uno nuevo cada año o por el contrario reutilizan el mismo. Los aviones comunes, por ejemplo, vuelven cada año al mismo lugar de cría y utilizan el mismo nido.

Por esta razón, aunque esté permitido eliminar los nidos de las aves cuando no están criando, supone un estrés muy fuerte para el animal volver a su zona de cría y no tener su nido del año anterior. 

 

Del mismo modo, las cigüeñas también reutilizan los nidos, pero cada primavera, añaden nuevas ramas, lo que hace que este se vuelva extremadamente pesado y pueda derrumbarse.

Por esta razón, cuando el nido se encuentra en edificaciones urbanas, es aconsejable retirar parte del mismo, sin eliminarlo por completo. Los nidos de cigüeñas son a su vez el lugar de refugio de otras muchas otras aves, que encuentran en ellos lugares seguros para evitar ataques de depredadores.

Por otro lado, las aves no nacen sabiendo cómo construir su nido. Investigaciones recientes demuestran que, aunque existen factores genéticos, estas aprenden por imitación de sus congéneres y a base de prueba y error.

Las aves con los nidos más simples, que pueden ser una pequeña depresión en el suelo (o ni eso), no necesitan dedicar mucho tiempo. Por otro lado, muchos de los nidos de las aves consisten en sencillos cuencos, fabricados con diversos materiales. Sin embargo, otras aves fabrican estructuras tan complejas que pueden tardar semanas en completarlo, como es el caso del pájaro moscón (Remiz pendulinus).

Tejedor y nido
 

¿Dónde colocan las aves sus nidos?

Si ya la variedad de formas y materiales pueden parecernos muy amplia, no lo es menos el lugar donde nidifican. Cada especie de ave ocupa un nicho ecológico en el ecosistema, es decir, cría en un lugar determinado, se alimenta de forma concreta y es presa de ciertos depredadores. De esta forma, se especializa para evitar tener que competir con otros animales.

A continuación, te mostramos algunos lugares donde suelen anidar las aves y ejemplos de especies concretas:

  • Copas de los árboles: garza real (Ardea cinerea)​, tórtola europea (Streptopelia turtur), corneja negra (Corvus corone), verderón común​ (Chloris chloris) o serín verdecillo (Serinus serinus).
  • Oquedades naturales de los troncos: pico picapinos (Dendrocopos major), torcecuello euroasiático (Jynx torquilla), trepador azul, (Sitta europaea) o agateador euroasiático (Certhia familiaris).
  • Arbustos: mirlo común (Turdus merula), camachuelo común​ (Pyrrhula pyrrhula) o zorzal común (Turdus philomelos).
  • Entre la hierba alta: avefría europea (Vanellus vanellus), bisbita común (Anthus pratensis)​​.
  • En laderas arenosas: abejaruco (Merops apiaster), martín pescador común (Alcedo atthis) o avión zapador (Riparia riparia)​.
  • Entre las tejas de las casas: gorrión común (Passer domesticus), lavandera blanca (Motacilla alba) o estornino negro (Sturnus unicolor).
  • Oquedades de edificaciones humanas: cernícalo primilla (Falco naumanni), cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) o vencejo común (Apus apus).
  • En nidos de otras aves: ciertos pájaros hacen su puesta en el nido de otras aves y dejan el cuidado de estas a los progenitores de otra especie, es el caso del cuco común (Cuculus canorus). Otras, simplemente pueden aprovechar nidos abandonados, como el búho real (Bubo bubo).
 

Los nidos de las aves son una gran área de investigación. Actualmente, se siguen realizando estudios cuyos resultados no dejan de sorprendernos. Si quieres aprender más sobre la nidificación de las aves, no dudes en instalar cajas nidos en tu balcón o jardín.

Además, existen asociaciones que podrán darte mucha información sobre el tipo de aves que nidifican en tu zona y cómo puedes colaborar para protegerlas.

 

  • de la Peña, M. R. (1979). Nidos de aves de Santa Fe. IV. El Hornero, 74, 72-74.
  • Gómez-García, V. H., Arriaga-Weiss, S. L., Cappello-García, S., Rosique-Gil, E., & Cifuentes-Blanco, J. (2014). Nidos de aves elaborados con material fúngico: un dato no registrado en México. Ornitología Neotropical, 25, 107-111.
  • Hansell, M. (2000). Bird nests and construction behaviour. Cambridge University Press.
  • Healy, S. D., Morgan, K. V., & Bailey, I. E. (2015). Nest construction behaviour. Nests, eggs and incubation: new ideas about avian reproduction, 16-28.
  • Lafuma, L., Lambrechts, M. M., & Raymond, M. (2001). Aromatic plants in bird nests as a protection against blood-sucking flying insects?. Behavioural Processes, 56(2), 113-120.
  • Moore, R. P., & Robinson, W. D. (2004). Artificial bird nests, external validity, and bias in ecological field studies. Ecology, 85(6), 1562-1567.
  • Muth, F., & Healy, S. D. (2011). The role of adult experience in nest building in the zebra finch, Taeniopygia guttata. Animal Behaviour, 82(2), 185-189.
  • Walsh, P. T., Hansell, M., Borello, W. D., & Healy, S. D. (2011). Individuality in nest building: do southern masked weaver (Ploceus velatus) males vary in their nest-building behaviour?. Behavioural Processes, 88(1), 1-6.
  • Wimberger, P. H. (1984). The use of green plant material in bird nests to avoid ectoparasites. The Auk, 101(3), 615-618.