Tres sugerencias de recompensa de alimentos que puedes dar a tu mascota

25 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Las golosinas pueden ser la recompensa de alimento más utilizada para felicitar a las mascotas, pero no la única.

Pueden encontrarse diversas sugerencias de recompensa de alimentos que se le pueden dar al animal tras un buen comportamiento. A la hora de elegir el premio idóneo, el mercado ofrece multitud de productos aptos para consumo canino.

Asimismo, aquí solo recomendaremos alimentos que pueden ser utilizados como recompensa. No obstante, el animal también tiene que recibir recompensas afectivas y otras no únicamente alimenticias.

¿Por qué dar recompensa a las mascotas?

Normalmente, en la naturaleza, la jerarquía del grupo establece que el orden en que cada miembro accede al alimento. A nivel biológico es una estrategia que permite reservar la comida para los líderes, estableciendo así una selección de sus genes.

Por ello, los perros pueden desarrollar comportamientos para obtener alimento pese a no tener hambre. Sin embargo, si el acceso al alimento es muy sencillo, pueden volverse vagos e incluso desobedientes.

De ahí el establecimiento de las recompensas, tanto alimenticias como afectivas, entre otras. Es una manera de controlar que el animal realice acciones positivas y las asocie con un premio, por lo que es muy utilizado en el adiestramiento canino.

Chucherías para perros.

El objetivo de utilizar las recompensas es que el animal asocie un premio con una acción y, normalmente, con un estímulo. De esta manera, repetirá el comportamiento que le ha llevado a adquirir esta recompensa, siendo un tipo de refuerzo positivo.

Este sistema en concreto recibe el nombre de «estímulo puente» y consiste en otorgar una señal tras la realización de una tarea. Así, el perro sabe que tras haber completado el trabajo y recibir la señal, obtendrá una recompensa por su acción.

La señal más empleada es la utilización de un silbato para emitir un sonido corto que el animal aprenda. Así, realizada la acción, se emite el sonido y se procede a dar la recompensa al perro, de tal manera que:

  • Es una forma de estimular al perro, aumentando así su motivación.
  • Comunica al animal la satisfacción del dueño por la acción realizada.
  • Utilizando el mismo silbato siempre, el sonido se vuelve inconfundible para el animal.
  • Puede utilizarse también cuando el perro esté lejos y se le quiera avisar para que vuelva rápidamente.

Sugerencias de recompensa de alimentos

Dependiendo del tipo de mascota, de su raza y de su situación individual, se le deberán de ofrecer unos alimentos u otros como recompensa. Te los mostramos a continuación.

1. Golosinas para perros

Existen numerosos tipos de golosinas que pueden emplearse como recompensa. Se pueden encontrar en diversos formatos, con diferentes formas y en una gran variedad de establecimientos y de categorías.

Es importante recordar que algunas razas tienen una mayor predisposición a la obesidad o la diabetes, por lo que hay que limitar su uso. Además, es posible que el perro pueda tener alguna alergia alimentaria, por lo que puede optarse por comidas hipoalergénicas.

2. Golosinas para gatos

En cuanto a los gatos, pueden encontrarse multitud de productos y de marcas que ofertan comida para felinos. No obstante, hay que tener en cuenta las características del animal, si tiene alguna alergia o padece algún tipo de enfermedad.

Asimismo, dependiendo de la edad, el tipo de golosina no será el mismo, ya que los cachorros y los gatos ancianos tienen una alimentación más específica. Normalmente, las latas o las golosinas que contienen algún ingrediente curioso, como queso, son apreciadas por los felinos.

3. Comida para humanos, pero con cuidado

La comida humana es una opción que puede servir como recompensa de alimentos para la mascota. Sin embargo, es un poco complicado establecer cuál es la proporción adecuada de comida que debe darse al animal.

Esto es debido a que aunque al dueño le parezca una pequeña cantidad, a nivel calórico y de nutrientes puede ser excesivo. Por ello, es más recomendable dar alguno de los productos sugeridos por el mercado de comida animal.

No obstante, si el animal sigue una dieta BARF o el dueño se encarga de la realización de su menú, puede incluirse como una recompensa. Pese a ello, siempre conviene asegurarse con un veterinario si la cantidad de nutrientes y calorías aportadas son las necesarias para la mascota.

Por otra parte, la comida humana como recompensa no es tan recomendable en gatos o en aves. Si aún así se le quiere aportar alimento humano, la mejor opción es acudir a un profesional que resuelva las dudas.

Un perro con su recompensa en forma de chuche.

Aquí te hemos mencionado algunas sugerencias de recompensa de alimentos que dar a la mascota. No obstante, deben alternarse con otras recompensas, como puede ser un paseo, un juguete divertido o un gesto cariñoso hacia el animal.

Se pueden utilizar las recompensas en el refuerzo positivo, facilitando, entre otros, el entrenamiento del animal. Si surge cualquier duda sobre qué recompensa de alimento dar al animal, siempre consulte con un veterinario.