¿Cómo iniciar una dieta en gatos?

18 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Para iniciar una dieta en gatos se debe conocer el peso ideal del animal, tener un pienso adaptado de buena calidad y practicar ejercicio con la mascota.

A lo largo de las etapas vitales de una mascota puede que el tutor necesite ajustar su dieta a sus distintos requerimientos nutricionales y energéticos. Una cría, un gato senior o una gata gestante no tienen las mismas necesidades y, por tanto, su dieta es moderadamente diferente.

Tener claro este concepto nos ayuda a mantener a las mascotas sanas, en su peso ideal y sin problemas de salud asociados a la obesidad. Iniciar una nueva dieta para un gato puede no ser fácil, pero aquí tienes unos cuántos consejos que te ayudarán. No te los pierdas.

1. Conoce el peso ideal de tu gato

El peso ideal del felino depende de varios factores: el tamaño, edad, raza y sexo, entre otros. El veterinario puede dar al tutor una idea de los kilogramos que debe alcanzar y no superar el felino.

Para saber si un animal está en su peso correspondiente, puedes guiarte por su condición corporal. Para ello, es necesario prestar especial atención en el contorno y la proporción de su cuerpo:

  • Observa la silueta del gato. ¿Está demasiado redondo? ¿Existe un claro contraste entre las patas y el torso?
  • Si puedes intuir las costillas es probable que el gato esté en su peso normal y si están muy marcadas puede que el animal tenga un peso inferior al que debería. Por el contrario, si no puedes ni ver las costillas ni tocarlas con facilidad, lo más probable es que el felino tenga algo de sobrepeso.
  • Un gato en su peso ideal tiene una cintura evidente, con poca grasa abdominal. Cuando la cintura es apenas visible y tiene el pliegue abdominal ausente —por los grandes depósitos de grasa abdominal acumulada—, el gato presenta obesidad.
El abandono de mascotas con necesidades especiales.

2. Controla la cantidad de comida

Conocer el peso ideal del felino en cada caso es muy importante para saber cuánta cantidad de comida se le puede dar a la mascota. En el reverso de cada bolsa de pienso puedes encontrar una tabla que indica la ración diaria adecuada a los kilogramos que pesa el animal.

Debes guiarte por el peso ideal para escoger la ración correcta. ¡No alimentes para los kilos que pesa actualmente si el gato tiene sobrepeso! De esta forma, nunca conseguirías bajar esos kilos de más del felino.

Consulta con tu veterinario a cuánto debe llegar el peso de tu gato y aliméntalo en función de este peso ideal.

3. Calidad de alimento y cantidad

La composición del pienso es casi tan importante como la cantidad que le das. Los felinos son carnívoros estrictos, por lo que precisan mayor cantidad de proteína que los perros y no requieren carbohidratos. De hecho, las enzimas responsables de la degradación de los glúcidos son muy escasas en estos animales.

El metabolismo del felino está adaptado a estas características, ya que obtiene la glucosa principalmente a partir de aminoácidos. Por esto, las necesidades de proteínas son altas en gatos.

Asegúrate de que los nutrientes principales del alimento que toma tu mascota son proteínas de origen animal. Un gato adulto debe tomar entre un 30–45 % de proteínas de origen animal en su ración. Puedes comprobar esto mirando la composición del pienso, ya que las carnes deben aparecer las primeras en la lista.

También puedes optar por una dieta BARF. Aun así, para hacer la transición de pienso a BARF tendrás que informarte y seguir los pasos que te indique un profesional. No es un proceso fácil y tendrás que dedicar tiempo y esfuerzo para no alterar bruscamente la salud de tu gato.

4. Pautas para dar de comer

La forma de dar de comer también puede ser un factor importante a la hora de iniciar una dieta en gatos. Te mostramos algunos consejos en lo referente a este tema:

  • Ofrece los alimentos en varias tomas al día en lugar de una sola.
  • Opta por los métodos que ralenticen la ingestión. Por ejemplo con el uso de juguetes para esconder comida o la administración de croquetas de mayor tamaño.
  • No le des sobras a tu mascota.
  • Pesa el alimento con una báscula antes de ofrecérselo al gato.

5. ¿Funciona la dieta en gatos? ¿A qué ritmo debe perder peso?

Reduciendo la ración diaria, buscando un pienso de calidad y animando al animal a practicar ejercicio el tutor podrá ver cómo este baja de peso progresivamente.

Muchas marcas de comida para gatos tienen líneas especializadas en gatos obesos, a las que se  les baja la proporción de grasas y energía del alimento y se les añaden suplementos como la L-carnitina, que ayuda a bajar de peso al animal.

Además, estos piensos aumentan la cantidad de fibra en la dieta —se puede subir hasta un 15 %— para incrementar el volumen del alimento y así proporcionar antes la sensación de saciedad en el gato.

Si la dieta funciona, se espera que el animal experimente un 5 % de pérdida de peso mensual. El ritmo suele ser lento pero continuo.

6. Anima a moverse a tu gato

Para que la dieta en gatos sea más efectiva, anima a tu mascota a moverse. Dedica un tiempo a jugar con ella. Por ejemplo, puedes despertar su instinto de caza con muchos juguetes diferentes o enriquecer su medio con un rascador con varias alturas.

Para introducir una actividad de juego regular, lo mejor es comenzar con sesiones cortas de dos a tres minutos e incrementar el tiempo a medida que la pérdida de peso progresa, así como la intensidad del ejercicio.

Dieta en gatos.

Estos son los pasos fundamentales para iniciar una dieta en gatos, pero es importante ser constantes y realizar un seguimiento del peso del animal para comprobar que funcionan. La obesidad predispone a muchas enfermedades distintas y siempre es mejor evitarla.

  • Pascale Pibot Vincent Biourge Denise Elliot. Enciclopedia de la nutrición clínica felina.
  • McDdonald, Edwards, Grenhalgh y Morgan. Nutrición animal. Zaragoza, Editorial Acribia, 1995.
  • Purina. Dieta equilibrada para tu gato.