Dos patologías cutáneas en los perros con frecuencias totalmente opuestas

24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
La frecuencia con la que un veterinario se enfrenta a una enfermedad determina su capacidad de controlarla. Aquí mostramos dos afecciones con frecuencias opuestas y las distintas maneras de abordarlas.

Las patologías cutáneas en los pequeños animales son, a menudo, problemas crónicos o  agudos que no amenazan su vida, pero sí que pueden resultar alarmantes para el propietario.

También es cierto que hay determinadas enfermedades cutáneas raras  que pueden no aparecer graves al principio, pero estas patologías finalmente se complican y pueden incluso resultar fatales.

Por eso, la frecuencia con la que aparecen determinadas patologías en la clínica veterinaria es bastante reveladora. Nos pueden dar una pista sobre la cantidad de información y preparación que existe al respecto y sobre el reto que supondrá su control y tratamiento.

Una de las patologías cutáneas más frecuentes en los perros: la dermatitis piotraumática

Mucha gente la conoce por su denominación en inglés como hot spot. Es consecuencia de una colonización bacteriana aguda de la piel tras un traumatismo. A simple vista se aprecia una lesión redondeada, rojiza, húmeda y que tiende a extenderse rápidamente.

El perro sentirá mucho picor y dolor, por lo que le veremos pendiente de la herida, lamiéndola y mordisqueándola.

Es una patología habitual en perros jóvenes de pelo largo como San Bernardos, Golden Retrievers o pastores alemanes. Aún así, en realidad puede aparecer en cualquier raza, aunque sí que es cierto que en aquellas de pelaje más denso es más fácil que se den estas dos situaciones:

  • Que la piel dañada aumente de temperatura.
  • Que el pelo permanezca húmedo.

Esto genera un caldo de cultivo ideal con el que las bacterias se darán un festín en la epidermis del animal. Recordemos que temperatura y humedad siempre suele favorecer el crecimiento de patógenos.

Patologías cutáneas en perros.

Causas de las dermatitis piotraumáticas

Aunque es una lesión muy habitual en la clínica de pequeños animales, su etiología no está del todo clara. Lo que sí se sabe es que se inicia a partir de un estímulo que genera picor. Por tanto, suelen ser complicaciones derivadas de un rascado excesivo por:

  • Parásitos externos, por ejemplo las pulgas.
  • Otitis externa.
  • Dermatitis atópica.
  • Cuerpos extraños en el pelaje como espigas, suciedad acumulada y otros materiales adheridos al can.
  • Alergias alimentarias.
  • Trastornos musculoesqueléticos dolorosos.
  • Problemas relacionados con las glándulas anales.

¿Dónde se localizan generalmente estas patologías cutáneas en los perros?

Puesto que son consecuencia del rascado, deben buscarse siempre en zonas a las el animal llegue, aunque los perros siempre tienden a sorprendernos con su habilidad para hacer de cualquier objeto un potencial rascador. Lo más habitual es encontrarla en las mejillas, el cuello, la región lumbar y los flancos.

Crónica de un diagnóstico anunciado

Como vemos, el diagnóstico suele ser rápido y certero, debido a la frecuencia de las consultas con este mismo problema, pero siempre se puede recurrir a métodos como la citología para confirmar la presencia de bacterias y células inflamatorias.

Los cultivos bacterianos, por ejemplo, solo estarían indicados en caso de que la lesión no responda al tratamiento antibiótico. Con esto averiguaremos qué bacteria permanece resistente para tratarla de forma específica.

Tratamiento de la dermatitis piotraumática

De forma genérica, cualquier lesión húmeda de la piel se trata de la siguiente forma:

  • Lavando y desinfectando la zona.
  • Retirando el pelo que pueda estar pegado a la parte inflamada y rasurando los bordes.
  • Cumpliendo con una terapia de antibióticos y antiinflamatorios adecuada.

Como vemos, se trata de una patología relativamente fácil de solucionar. El problema estará en descubrir la causa subyacente para así evitar que vuelva a producirse y en prevenir el rascado.

Una de las patologías cutáneas más infrecuentes en los perros: la celulitis juvenil

Esta patología cutánea es infrecuente en cachorros mayores de cuatro meses, pero aún así no suele ser habitual en la clínica de pequeños animales. Se ha hablado de una posible predisposición racial en el Gordon Setter, el Golden Retriever o el Teckel.

¿Qué es y a qué se debe esta enfermedad en los cachorros?

La celulitis, por definición, es la inflamación de los tejidos blandos bajo la piel. Aparecerán pápulas y pústulas alrededor de la boca, los ojos y las orejas del animal. Ocasionalmente, las lesiones pueden extenderse a las extremidades, abdomen y genitales.

Los ganglios linfáticos de la cabeza, cuello y escápulas suelen aparecer también inflamados. Esto desencadena síntomas generales como fiebre, depresión o pérdida de apetito.

La causa de la enfermedad no está clara. En varios estudios se han investigado diversos agentes infecciosos, parásitos y alteraciones del sistema inmunológico, pero hasta la fecha no se ha confirmado nada.

¿Cómo se confirma la enfermedad?

Al contrario que el hot spot, aquí el diagnóstico no es nada fácil. Sí que la raza, la edad y las lesiones nos pueden dar alguna pista, pero habrá que descartar otras patologías, por ejemplo una demodicosis.

Tratamiento de la celulitis juvenil

Habrá que administrar corticoides orales hasta que los signos clínicos mejoren, generalmente en un par de semanas. La medicación debería entonces reducirse hasta detenerse, para evitar efectos secundarios.

Si existe una infección bacteriana secundaria será necesaria una terapia con antibióticos.

Los lavados de la piel con antisépticos o champús con clorhexidina también pueden ser útiles para evitar infecciones, pero con precaución, puesto que resultarán desagradables y estresantes para el cachorro. El pronóstico suele ser favorable, aunque en ocasiones quedan cicatrices faciales permanentes.

Patologías de la piel en perros.

Como hemos podido ver, las patologías cutáneas en canes son múltiples y de diverso origen. Hoy te hemos presentado dos de frecuencias opuestas, pero existen muchas más. Por ello, ante cualquier irregularidad epidérmica en el animal una visita al veterinario se hace obligada.

  • Eczema en perros: causas de piodermatitis traumática o eczema húmedo | Veterinarios y clínicas [Internet]. Affinity-petcare.com. [consultado el 12 de junio de 2020]. Disponible en: https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/eczema-en-perros-causas-de-piodermatitis-traumatica-o-eczema-humedo
  • Celulitis juvenil en perros [Internet]. Veterinario-vetersalud.com. 2007 [consultado el 12 de junio de 2020]. Disponible en: http://www.veterinario-vetersalud.com/veterinarios/cuidados-mascotas/enfermedades/celulitis-juvenil-en-perros.html#:~:text=Esta%20enfermedad%20consiste%20en%20la,perros% 20mayores% 20de% 20esa% 20edad.
  • King L, Boag A. BSAVA manual of canine and feline emergency and critical care. 2nd ed.