Todo sobre el gato de las arenas

21 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
El gato de las arenas es uno de los felinos salvajes más pequeños del planeta y comparte diversas características con los gatos domésticos que todos conocemos.

El gato de las arenas (Felis margarita) es uno de los felinos salvajes de menor tamaño. Se trata de un pequeño carnívoro que habita los desiertos arenosos del Sahara y Oriente Medio.

Por el color de su pelaje, estos felinos son difíciles de distinguir del entorno que los rodea, pues además sus huellas son casi invisibles sobre la arena. Están adaptados a la vida en el desierto y en otras regiones menos extremas comparten hábitat con el gato montés, un pariente cercano. Si quieres saber más sobre este esquivo felino, continúa leyendo.

El camuflaje del gato de las arenas

El gato de las arenas es un pequeño felino de unos 80 centímetros (incluida cola) que apenas supera los 3,5 kilogramos de peso. Puede reconocerse por su cabeza ancha y amplias orejas.

Su pelaje es claro y de color arena, con líneas negras fácilmente visibles en la parte superior de sus patas anteriores. Estas líneas están muy marcadas en la subespecie africana. El final de la cola también es de color oscuro.

Un gato de las arenas está acechando.

Es un animal de hábitos crepusculares o nocturnos, pues pasa las horas más calurosas del día escondido entre las rocas. Cuando cae el sol, sale a cazar pequeños animales como gerbos, ratones, liebres, pájaros, serpientes, lagartos y pequeños invertebrados como arañas e insectos.

El gato de las arenas es un animal solitario pero poco territorial, de hecho es común que varios individuos utilicen un mismo refugio aunque no lo compartan al mismo tiempo. Solo se pueden ver juntos a dos ejemplares en la época de reproducción, que varía entre regiones.

La gestación es parecida a la de un gato común (alrededor de los dos meses) y las camadas pueden ser de una a ocho crías que se desarrollan rápidamente, pues alcanzan la independencia entre los seis y ocho meses de edad. Su esperanza de vida en el medio natural, aunque no está muy clara, roza los cuatro años, pero en cautividad puede llegar a los trece.

Un animal adaptado al desierto

Como ocurre con otros habitantes del desierto, el gato de las arenas ha desarrollado una serie de características fisiológicas y conductuales que le permiten sobrevivir en condiciones tan extremas. Esta especie soporta temperaturas que pueden ir de los 52 grados de máxima a – 5 grados de mínima.

Los desiertos presentan diferencias drásticas entre el día y la noche debido a la escasa vegetación. Tal es esta diferencia que las temperaturas nocturnas pueden ser 15-20 grados más bajas que las del día.

Por ello, muchos mamíferos aumentan su coste de termorregulación para mantener la temperatura corporal constante. Te mostramos algunas adaptaciones del gato de las arenas al medio a continuación.

Alteraciones en el comportamiento

Las altas temperaturas durante las horas de luz llevan a más evaporación y por tanto a más pérdida de agua. Así, los hábitos nocturnos o crepusculares en el desierto resultan una buena estrategia para escapar de las horas más calurosas del día.

A pesar de ello, el aumento de la actividad durante este periodo puede suponer un riesgo, pues un mayor índice general de actividad implica estar más expuesto a depredadores como los chacales y otros animales peligrosos.

Búsqueda de microclimas

Dentro de un mismo hábitat, los animales pueden buscar refugio en zonas con ligeras variaciones en la temperatura o la humedad, como las oquedades en las rocas o las galerías subterráneas. En el desierto estos comportamientos siempre suelen responder a estar bajo tierra, pues la incidencia del sol es menor y se crea un microclima más cálido y húmedo.

Adaptaciones morfológicas

El gato de las arenas (como otras especies del desierto) presenta un pelaje de color claro que refleja la luz solar y no absorbe el calor. Además, tiene unas orejas finas y amplias que favorecen el enfriamiento mediante la aireación de los vasos sanguíneos que las recorren.

Por último, sus largas patas están recubiertas de un pelo que protege la piel del contacto con la ardiente arena. La mayoría de las adaptaciones morfológicas de los animales desérticos se basan en la disipación de calor durante las horas más sofocantes del día.

Felino a cuerpo entero.

Amenazas actuales del gato de las arenas

Es difícil establecer un número exacto de ejemplares de gato de las arenas por su difícil detección. Actualmente, la especie no se encuentra en la categoría de especie amenazada. Sin embargo, algunas subespecies parecen haber disminuido sus poblaciones debido a la acción humana.

La pérdida de hábitats, la introducción de perros y gatos asilvestrados en algunas regiones o la caza de estos animales con el fin de obtener su piel o el comercio ilegal como animal de compañía son las amenazas más comunes.

  • Felis margarita. IUCN
  • Fuller, A., Hetem, R. S., Maloney, S. K., & Mitchell, D. (2014).Adaptation to heat and watershortage in large, arid-zone mammals.Physiology,29(3), 159-167.
  • Hofmann, G. E., & Todgham, A. E. (2010). Living in the now: physiological mechanisms totolerate a rapidly changing environment.Annual review of physiology,72, 127-145.