Puercoespín arborícola: precioso y amenazado

04 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Conoce al particular puercoespín arborícola, una especie amenazada por la destrucción de su hábitat natural.
 

El puercoespín es uno de los animales más particulares de la familia de los roedores. Se caracteriza por tener el cuerpo recubierto de púas, sin embargo, no comparte parentesco con los erizos o equidnas.

Los puercoespines pueden encontrarse en Europa, África, India y América. Algunos viven en el suelo de praderas, desiertos y bosques y otros son arborícolas y pasan su vida entre lianas y ramas.

Un cuerpo recubierto de púas

Lo más característico del puercoespín son sus púas, pues un solo ejemplar puede tener hasta más de 30 000 recubriendo su cuerpo, y cada una de ellas puede llegar a medir más de 30 centímetros de largo.

Las púas son pelos modificados insertados en la musculatura del animal. Según el género, pueden encontrarse en racimos o intercaladas con el pelo.

Mediante las púas se pueden distinguir a las distintas especies de puercoespines. Estas se mantienen en posición horizontal mientras que el animal no se sienta amenazado. Cuando el puercoespín se ve en peligro, eriza su espalda levantando sus miles de púas como mensaje disuasorio al peligro o amenaza.

Las púas se pueden soltar al entrar en contacto con ellas, o salir despedidas cuando el puercoespín sacude su cuerpo, pero estas no se disparan contra los posibles atacantes.

Es muy fácil que una de las púas acabe insertada en la piel de otro animal atacante o del mismo individuo, pero no resulta tan sencillo extraerlas. Cada una de las púas contiene en su punta una estructura de pinchos microscópicos orientados hacia atrás que reducen la fuerza de penetración, pero maximizan la permanencia en la piel.

 
Un puercoespín arborícola en fondo blanco.

El puercoespín arborícola es un gran trepador

Las especies arborícolas habitan el continente americano, son grandes trepadoras y pasan la mayor parte de su tiempo en los árboles.

El género Coendou recoge a los puercoespines que habitan la zona del Amazonas. Coendou prehensilis es el puercoespín arborícola o brasileño, su nombre hace referencia a su cola prensil, que le facilita la escalada.

Es un animal nocturno y solitario, solo interactúa con otros de su especie durante la época de reproducción o con luchas intraespecíficas. De hecho, estos animales emiten señales olfativas para advertir de su presencia a posibles competidores y el ruido que hacen sus púas al chocar resulta también una señal intimidatoria.

Durante el día, descansan a unos seis metros de altura sobre los árboles. Durante la noche se vuelven más activos y buscan alimento entre las hojas tiernas, tallos, frutos, flores, raíces y corteza, ya que su dieta es principalmente herbívora.

¿Cómo lo diferenciamos de otros puercoespines?

El puercoespín arborícola es una especie mediana, de unos 55 centímetros de largo. Está recubierto totalmente por púas largas y tricoloreadas, con la base y la punta blanca y los medios marrones. Las púas son más largas en la parte superior de la espalda y disminuyen de tamaño hacia la cola.

 

Su cabeza es redondeada con la nariz y los labios prominentes y rosados. Sus orejas son pequeñas y quedan ocultas entre las púas de la cabeza. La cola no tiene púas, es prensil y casi del mismo tamaño que la cabeza y cuerpo juntos.

Púas antibióticas para curar los “autopinchazos”

El puercoespín brasileño no es la única especie trepadora del continente americano, de las 16 especies arborícolas, 15 tienen cola prensil. La que carece de este miembro ha desarrollado un mecanismo muy singular para evitar herirse al clavarse sus propias púas al caer de los árboles.

Las púas del puercoespín americano contienen un antiobiótico tópico, por lo que aunque reciban el pinchazo, no provoca reacción. El ataque de uno de estos animales puede ser bastante doloroso, tal es su efectividad, que los grandes felinos de África se lo piensan dos veces antes de cazar a un puercoespín como presa.

Las púas no son venenosas pero pueden infectar y llegar a clavarse en zonas delicadas como la cara, los orificios nasales o las encías. También pueden atravesar zonas vitales como el corazón o grandes vasos como las arterias.

Los leones no suelen incorporar a su dieta a estos animales, a no ser que escaseen los recursos como en épocas de sequía. Aún así, pueden resultar gravemente heridos.

La cara de un puercoespín arborícola.
 

El puercoespín está gravemente amenazado en América

La destrucción del hábitat del puercoespín arborícola es la principal causa de su desaparición, pues actualmente la especie se encuentra amenazada.

Las poblaciones de la cuenca del Amazonas están fragmentadas por la deforestación de los bosques que habitan, lo que provoca la endogamia de muchas especies del género.

  • Barbs enhance tissue penetration and adhesion. Woo Kyung ChoJames A. AnkrumDagang GuoShawn A. ChesterSeung Yun YangAnurag KashyapGeorgina A. CampbellRobert J. WoodRam K. RijalRohit KarnikRobert LangerJeffrey M. Karp
  • National Geographic. Puercoespines
  • Marinho-Filho, J. y Emmons, L. 2016. Coendou prehensilis. The IUCN Red List of Threatened Species 2016.